jueves, 6 de abril de 2017

EN ROMANCE CON LA VIDA


28 de marzo de 2017-  

 

 

Dejo que la Vida me tome y me Viva.

Hay demasiado ego tratando de impedir que la Vida SEA.

Por eso decido dejar que la vida me absorba y  use lo que de mí queda, para manifestar lo que sea.

Me lanzo en ella, segura de que lo inseguro es lo  válido…lo inédito, lo no aprendido, lo que lleva al fin a la claridad que la mente no alcanza.

Me permito sentir compasión y ternura aún por quienes no me agradan en primera instancia.

Algún sabio dijo…”La vida te consumirá si la dejas”... y no lo considero  peligroso, sino unificador.

Deseo derretirme en la vida, ser fluida, suave, gentil y profundamente UNA con ella, permitiéndole todo lo que necesite que pase por mí…por ella.

Quiero en ella y con ella ser brisa suave e infinito viento de cambios….porque es más grande que todas las limitaciones que solemos ponerle, y elijo estar en un romance cambiante con ella, aunque duela a veces. Quien ama no está exento de sufrir, y sin embargo, sigue en el amado.

Quiero poner Vida en todo cuanto hago (para no caer en el automatismo que nos corroe)…como si fuera lo más importante aquí y ahora….No quiero seguir olvidándome de darle vida, de otorgarle importancia de Vida a todo.

Si para ello tengo que retornar a una “mente de principiante” (mente infantil que se acerca a todo como si fuera nuevo)… ¡Dejaré que así sea!...Abriré la puerta al milagro. Sé que es un compromiso profundo al que deberé releer y re-iniciar cada vez que el viento del ego vuele las cláusulas del contrato…pero sé que el Espíritu que me mueve es más amplio que el ego.

Siempre se puede acceder a lo ilimitado… no importa cuán mal parezcan funcionar las cosas.

Siempre podemos no dejar a los problemas dictarnos nuestros estados de ánimo. Dejamos que las circunstancias definan nuestras relaciones, nos enojamos si no conseguimos lo que queremos, si la comida que nos sirven no es perfectamente a nuestro gusto, o si la gente no actúa como esperamos  que actúe… ¡DEMASIADAS DEMANDAS DEL EGO!…y hay que tener un romance expansivo con la vida para trascender esa mezquindad.

Sea lo que sea, la Vida es rica, exuberante, llena de posibilidades, grandiosa en ambas polaridades…si un día se viste de miseria, dejaré que sea miseria… si otro día se viste de angustia…respiraré en angustia, transitaré la angustia y de ella brotara el propio elixir reservado a los que aprenden a cada instante la aceptación, como sea, y como pueden.

Esa es la mente del principiante. Cualquier cosa puede pasar mañana. No sé. No importa. Hoy es esto y la vida me lo pone enfrente así que ¡VOY A PLENO CON ELLO!

Si no tenemos un romance con la vida diario, no podemos  esperas un milagro cada día…Y QUE LO HAY, LO HAY.

No voy a buscar a Dios solo en lo que me agrada o me parece bueno. Lo bello, lo predecible, lo fácil no aporta la íntegra profundidad de vivir. Las apariencias son superficiales…y  mi alma ansía más. Para ir por sobre ellas, tengo que mirar al corazón de las cosas, SENTIRLAS… viajar de las apariencias a la Esencia.

Es seguro apasionarme si conservo la mente de principiante. Esa mente de principiante es fresca y desprovista de conceptos acerca de lo adecuado, de lo que me conviene o no, de lo importante….esa mente solo experimenta sin etiquetar…y VIVE EN ROMANCE CON LA VIDA.

Solo así podré abrazar lo milagroso de cada instante.

Los milagros caen a nuestros pies, en nuestro regazo, en nuestras manos, y solo tenemos que aceptarlos acallando esa abundancia de ego con que la mente cree saberlo todo.

Abrazar e integrar estas oportunidades milagrosas nos hará libres, felices, llenos de vida.

Vida no etiquetada. Vida…COMO VENGA.

Para no dejar éste romance comprometido  a la intemperie, en la vorágine mundana…alimentémoslo  cada vez que podamos, recordando y centrándonos  en la maravillosa oportunidad que tenemos de estar VIVIENDO.

En Amor-

Tahíta

No hay comentarios:

Publicar un comentario