domingo, 24 de abril de 2016

El padre y yo somos UNO


 

Hace más de dos mil años se cree que vivió un ser tan despierto para su época, al que confundieron con la totalidad de la fuente, que sembró en la consciencia de miles, una verdad que pocos comprendieron…

EL PADRE Y YO SOMOS UNO.

Entonces las mentes de esa época, veladas por  un sistema de creencias que aún persiste, creyeron  que había un “alguien” llamado “Padre” y que quien predicaba esa unión mística era la personificación de ese alguien. Y no era incorrecto como comienzo.

Llegaron nuevos mensajeros y cada uno de ellos  sumando o restando claridad a tan sencilla pero contundente frase, no pudieron sin embargo nunca refrendarla…

EL PADRE Y YO SOMOS UNO.

Cuando quienes son llamábamos “buscadores espirituales”  fuimos acomodando medianamente las piezas de éste puzzle consciencial, nos dimos cuenta que la expresión “Padre” podía significar diferentes aspectos de una misma realidad, dependiendo el proceso que cada quien estuviera vivenciando.

Unos llamaron “Padre” a una entidad más o menos personalizada denominada también “Dios”…otros interpretaron que se refería a una entidad  que había tomado a éste avatar bajo su proyección, y lo  etiquetaron como “el Arcángel Miguel”…muchos, aún anclados en el plano físico, llaman “Padre” a su Yo Superior, o a su Alma individualizada…y unos pocos comienzan a entrever o  casi a cerciorarse de que Padre…es la totalidad de LO QUE ES…en la cual como humanos…vivimos, nos movemos y tenemos el ser…el más pequeño, ya que toda individualidad o separación nos comienza a resultar pequeña, fragmentada y limitada.

Lo cierto es que ese fragmento del Uno al que muchos llaman Jesús, fue quien primero nos despertó al sentido de la Unicidad con la FUENTE, lo que no es poco.

EL PADRE Y YO SOMOS UNO…

Realmente podemos llamarlo cómo queramos o concebirlo como nos alcance nuestro ámbito consciencial…pero en todos resuena esa nostalgia de filiación y Unicidad cuando escuchamos o pronunciamos una verdad que no necesita de defensa alguna ni de comprobación…solo un sentir interno de anhelo de integración al que no hace falta doctrina ni religión en la cual apoyarse.

Hace dos mil años lo tomamos de forma velada como alguien a quien aferrarse, alguien a quien necesitábamos para ser “salvos y perdonados” (¿por qué y de qué?)…hoy podemos comprender cuán difícil  pudo haberle resultado a un ser tan despierto tratar de trasmitir a una humanidad dormida  vislumbres  de una Real-idad de tal magnitud. Y le idolatraron, y lo subieron a la cruz de los incomprendidos y enaltecidos espíritus “despertadores” que siguen  sembrando aquí y allá pequeñas migajas de un banquete al que aún no accedemos porque nos seguimos considerando “poca cosa”, pecadores, necesitados de ser salvados externamente, SEPARADOS DEL UNO…no UNO MANIFESTADO.

EL PADRE Y YO SOMOS UNO…

Una frase para repetirnos desde nuestro Ser más profundo, con nuestra propia identidad y voz, no la de ningún muy amado y eternamente UNO EN NOSOTROS fragmento “despertador de consciencia”.

Hasta él nos diría…

SUELTEN YA LA CRUZ…EL PADRE Y NOSOTROS SOMOS UNO.

¿La soltamos?

Hay libre albedrío…puedes seguir experimentandolo como sientas.

Todo es perfecto…no hay juicio…el tiempo no existe, y SOMOS UNO.

 

TE ABRAZO!

 

Tahíta

TODO ESTÁ BIEN


28 de Febrero de 2016

Alguno de éstos últimos días… ¿se han sentido como con una resaca espiritual...O sea, no pudiendo gestionar sus energías ya sean por arriba o por debajo de lo “manejable?

Pues yo lo he sentido, y muchísimas personas ya sea que me lo hayan expresado o por lo que observo se están sintiendo muy sacudidas, conmovidas o hasta desencajadas de su habitual modo de reaccionar, responder o sentir ante las distintas circunstancias que también se aceleran como haciendo cola para presentarnos cada día un nuevo desafío.

No creo que las cosas vuelvan ya a ser como hace algunos años. Ni siquiera, y casi diría, menos que nadie, aquellos que estamos tratando de mantenernos conscientes y alertas somos inmunes a las ráfagas alborotadas de lo que llegan.

Las energías de luna llena fueron particularmente fuertes, y afirman que cada luna traerá más y más energía para alinearnos con aquello que aún no hemos alineado u ordenado…aunque en realidad son muchas cosas las que se confabulan para que nuestros procesos de vida ya no sean predecibles ni tranquilos. No lo sé si antes lo fueron, pero más suaves, sí…o no nos dábamos cuenta.

Observar lo que ocurre al nuestro alrededor puede ubicarnos si solo somos nosotros teniendo una etapa intensa, o lo demás también lo muestra…generalmente lo noto en los miembros de mi propia familia, los vecinos, nuestras mascotas y hasta en las noticias de los distintos medios de comunicación(bien manipulados), a las que cada vez doy menos entrada.

Mi hijo, muy bajoneado de ánimo, mucha gente siendo poco amable en las cercanías, por no decir agresivos…y los gatos, cada cual a su modo mostraron conductas exageradas, algunos exigiendo mucha compañía, otros replegándose o maullando como queriendo hacernos entender algo que no supimos bien definir…no olvidemos que ellos captan, al igual que los niños, mucho más las energías de todo el entorno e incluso planetarias…así que observen y estén atentos a la gestión de sus propias emociones, pues lo de afuera no puede ser sino espejo de lo de adentro en el Uno que somos.

Según dicen, físicamente estamos recibiendo descargas energéticas que actualizan todo nuestro sistema eléctrico. Para algunos esto trae problemas de estómago y síntomas de tipo gripal. Para muchos dolores de cabeza, zumbido en los oídos y mareos (en mi caso, bastante mareo) Considero que con o sin éstos síntomas, estamos limpiando líneas de tiempo, contratos, acuerdos y asuntos gruesos de vidas que llamamos pasadas, creamos en el tiempo o no. Las llamaradas solares parecen tener que ver mucho también con el efecto de pesadez en la cabeza y los estados de ansiedad o angustia que muchos tratan de gestionar como pueden.

Algunos se sienten completamente bombeados y felices, otros experimentan torrentes de energía y terminan como sobrecargados. Otros están apagados, deprimidos o al menos con una gran necesidad de descanso o de dormir…y es que cada cuerpo es único ante sucesos iguales. Algunos pueden sentir una profunda paz interior sabiendo que todo está bien y otros incluso aceptan rendirse a esa necesidad de liberar memorias celulares densas en la naturaleza o durmiendo…lo importante es que no comparemos por qué sentimos tal o cual cosa y otro siente algo diferente, y que confiemos que lo que sea, y el grado en que llega, es perfecto para cada quien en este momento teniendo la confianza de que todo está bien.

Siento que es un momento muy intenso que estamos atravesando y que se está limpiando todo lo más que se puede para la ola masiva de energía que se espera mucho mayor para la 2ª semana de marzo, con un pico en la 3ª semana hasta mediados de abril.

No puedo asegurar como tantos dicen que el fin de éstas oleadas sea despertar a los que aún duermen…No sé si ustedes o yo estamos despiertos siquiera, porque creo que somos parte de una sola consciencia que asciende desde siempre, pero que ahora se ve reflotando desde todos los aspectos y algunos parecemos percibir más y otros menos, desde nuestras limitadas individualidades.

Mi fórmula, que puede no ser la de otros es…entregarme y entregar lo que puedo, aún lo más doloroso de los que amamos, aún las tensiones y mareos de mis cuerpos y las conductas poco usuales de los que me rodean…perdonando con amor, a mí misma y a los demás por no poder aún saber con precisión cuál es el comportamiento adecuado si lo hay…Solo AMOR

Si todo está perfecto, solo esa convicción y la Fe en algo inmutable e ilimitado y eterno pueden sostener nuestro barco en la marea en la que navegamos cada AQUÍ Y AHORA.

Cada uno de nosotros estará sintiendo estas energías de manera diferente dependiendo de dónde nos encontremos en el proceso o juego que compartimos de forma tan disímil y a la vez tan “una”…y gestionaremos todo como podamos, sabiendo que somos sostenidos y amados, sea como sea que estemos pudiendo hacerlo. Al menos, es mi sentir…y también siento que no es tiempo de dejar que la mente nos agobie con duda, miedo y juicios, sino de abstenernos de ellos, y de comparar lo que experimentamos con lo que otros experimentan .Como dicen, y coincido, no hay dos viajes iguales en éste proceso…SOLO EL AMOR ES REAL…esa es la frase que uso cuando aspectos poco positivos tratan de convencerme de que me deje ganar por el miedo, la incertidumbre o la angustia…SOLO EL AMOR ES REAL…y el Amor, deja fuera de juego todo el drama que como humanos creamos….

Cambiar lo que pasa no podemos siempre, más a nivel global…solo nos queda cambiar la percepción de lo que sea que llega…y sentir dentro nuestro ese aire vivificante del Espíritu susurrando que TODO ESTÁ BIEN…que es LO QUE DEBE SER…no importa lo que el ego nos sacuda desde la mente pequeña, que aún no siente la completitud y la Unicidad que vinimos a recordar.

LES ABRAZO EN EL UNO!!!

Tahíta

ENAMÓRATE DE TI


Si aún no lo has hecho, no pierdas tiempo.

No te detengas a considerar nada que el pasado te acerque, porque el pasado es solo una historia que te cuenta la mente individual, la que aún no hace demasiado caso a lo que le susurra el Espíritu, ese que sabe que solo el AMOR es real.

Por lo tanto, si has de enamorarte, hazlo de ese valiente personaje que se atrevió a olvidarse de LO QUE ES…para experimentar la dualidad y enriquecerse en el UNO…enriqueciendo a los que parecen muchos, muchísimos, mas son UNO.

Enamórate, aunque aún te deprimas…aunque la ira te sacuda de vez en cuando, aunque no puedas amar incondicionalmente, aunque la ansiedad te pueda por momentos y la angustia te cachetee en plena creencia de la espiritualidad. Porque la espiritualidad es una creencia…LO QUE ES…no admite diferenciación entre material y espiritual…TODO ES ESPÍRITU JUGANDO A NO SERLO POR CORTO TIEMPO.

Ámate en la alegría, mas mucho más en la tristeza…en los momentos placenteros como en aquellos que creíste haber escondido muy bien en el inconsciente y hoy salen sin remedio diciéndote “Préstame atención…me muestro para que sanes ésta parte de tu papel humano”…esos momentos más duros de digerir y de afrontar.

Ámate por tener el valor de mirarlos, si no de abordarlos…por no ignorarnos, por no avergonzarte pensando que una persona “espiritual” no puede aún no haberlos resueltos…Es todo lo contrario…los inconscientes ni los han descubierto…solo los que trepamos hacia la Verdad, sea cual sea, aun tiritando de miedo nos adentramos en la “sombra”…la propia, claro, y frente a frente la aceptamos, y aceptamos la necesidad de permitirnos liberarla, aunque duela.

Enamórate de ti…de tu personaje y de tu esencia, a cada tramo…porque te lo mereces…NOS LO MERECEMOS…Uno que se ama y despierta, despierta a miles de fragmentos del TODO que aún cree en el sistema de creencias del ego, que solo le aporta pecado, culpa, castigo, miedo, sufrimiento, desesperanza, victimismo, juicio, empobrecimiento, lucha, descontento…

Enamórate y regálate hoy mismo el RECONOCIMIENTO de que hay otro Sistema de Pensamiento…el de Dios, o como le llames, en el que eres más que amado, honrado, reconocido, eterno, libre, absolutamente inocente, sano, feliz, completo, con derecho a la abundancia…

No hay fechas determinadas para enamorarte…pero éste mismo instante, que es el único que tienes, puede ser el comienzo de una perspectiva distinta acerca del AMOR…de la Vida y de LO QUE ES.

Todo otro amor, te será dado por añadidura…pero el primer paso, el más importante, el de AMARTE…lo debes dar para que todo lo que crees externo te refleje y la Vida se torne SOLO AMOR.

Ya lo es…de cualquier modo…solo que confundimos la escena del mundo en el que actuamos con la realidad plena…En ésta escena es en donde, despertando…traemos el Cielo a la Tierra. Como paradoja…YA LO HEMOS HECHO…pues el tiempo es la trama de ilusión en la que aún estamos aprendiendo a amar…Está asegurado…mas es importante que te des cuenta de que tu conciencia y la de todos tiene que abrirse y esmerarse participando a  pleno en un guión que está escrito…pero  cómo lo interpretemos, depende de cada actor. Esa es la libertad de los Hijos de Dios…escribimos en otro plano el guión…y lo actuamos una y otra vez hasta la liberación.

Para eso…es indispensable que te desnudes y reconozcas ante la esencia y que ¡TE ENAMORES DE TI MISMO!

 

TE ABRAZO EN EL UNO.

 

Tahíta

Ser Paz


 

Todos aspiramos a una  paz inalterable,  a estar bien y  libres de sufrimiento. Afortunadamente, no necesitamos ir a ninguna parte para lograr  paz y libertad, porque  es innata en nosotros, es nuestro derecho de nacimiento, una expresión fundamental de nuestra naturaleza esencial  que está esperando ser redescubierta en cada momento. Pero ¿cómo podemos reconocer este aspecto esencial de paz inmutable? ¿Cómo podemos aprender a encarnar la paz en medio de las circunstancias difíciles y siempre cambiantes de nuestra vida?

En primer lugar, debemos darnos cuenta y aceptar que todo a nuestro alrededor y lo que llamamos “dentro de nosotros”, que en realidad no pertenece al Ser esencial, está en constante cambio. La paz duradera e inmutable no se puede encontrar en los objetos exteriores, aconteceres mundanos, alineaciones planetarias, factores climáticos, o “dentro”…en  nuestras sensaciones corporales, emociones o pensamientos. Ellos también  están en constante cambio y no ofrecen  estabilidad duradera ni paz.

En segundo lugar, hay que darse cuenta y aceptar cómo nuestra mente está buscando constantemente la paz en los lugares equivocados. La paz inmutable no se encuentran en ningún lugar interior o exterior, persona o cosa. Cuando lo entendemos, sólo entonces estamos preparados para contactar con una paz duradera. Preguntémonos: "¿Hay algo inalterable que nos ofrezca  estabilidad inquebrantable, paz y ecuanimidad sin importar nuestras circunstancias cambiantes?”

En tercer lugar, ¿Estamos dispuestos a renunciar a la búsqueda de la paz en objetos exteriores, circunstancias y personas, o en algún lugar y tiempo futuro? ¿Estamos dispuestos a encontrar la paz en este momento, que es realmente todo lo que hay? Si estamos verdaderamente aspirando lograr la paz, es solo en éste momento en el que debemos  poner la atención, ya que en él, como en todos los que siguen, es donde la vivenciaremos. El único momento en el que podemos…SER LA PAZ.

Si estás realmente dispuesto, entonces, ahora, detente, experimenta  tu ser esencial aquí, ahora mismo "SÉ" siempre presente, situado en un eterno portal en el que te abres a darte cuenta que SIENDO PRESENTE no hay sino paz,  ecuanimidad, bienestar y liberación del sufrimiento.

Te darás cuenta de lo que muchos descubrimos…

Como SER, Cuando simplemente estoy siendo:
No me encuentro ni  en mi cabeza, ni en mi corazón… simplemente  estoy expandido/a.

Como SER, cuando simplemente estoy siendo:
¿Qué le pasa a mi mente, al pensamiento y a mi sentido del tiempo? Dejan de tener importancia.

Como SER, Cuando simplemente estoy siendo:
No siento ninguna sensación de carencia o necesidad.

Como SER, cuando simplemente estoy siendo:
No me siento desconectado de mí mismo, o separado del mundo que me rodea.

Como SER, cuando simplemente estoy siendo:
Sé que no tengo que hacer algo en especial.

 

Descansa y permanece como SER. Observa cómo, por ejemplo, te sientes espacioso, expandido, fuera del tiempo, más allá de la carencia y la necesidad, y completo  tal y como eres.

SER PAZ es tan simple que fácilmente lo pasamos por alto y lo desestimamos. Pero el hecho es que, como SER,  la paz inalterable… es innata. A medida que  concientizamos este hecho, y tomamos tiempo cada día para mantener la atención en SER LA PAZ, nos damos cuenta de que está presente, no importa nuestra circunstancia. Entonces, inunda nuestra vida y da lugar a una estabilidad que no cambia dentro de nosotros mismos permitiéndonos sostenerla y responder en lugar de reaccionar a los huracanes y circunstancias que inevitablemente surgen.

Sin embargo, el sistema de pensamiento del ego deja fuera esa Paz, por lo tanto se trata de aprender a estar atentos a esa fuerza esencial por detrás del personaje que representamos, a esa Presencia que somos más allá y por encima de la vibración de la personalidad humana.

Me permito compartirles el exquisito poema de Gendun Rinpoche, que habla muy bien de esta toma de conciencia de que la PAZ ESTÁ SIEMPRE AQUÍ  esperando por nosotros…

 

La felicidad no se consigue

con grandes sacrificios y fuerza de voluntad;

ya está presente en la relajación abierta y en el soltar.

 

No te esfuerces,

no hay nada que hacer o deshacer.

Todo lo que aparece momentáneamente en el cuerpo-mente no tiene ninguna importancia,

sea lo que fuere tiene poca realidad.

¿Por qué implicarse con ello y después apegase? ¿Por qué emitir juicios sobre eso y sobre nosotros?

 

Es mucho mejor dejar

simplemente que todo el juego ocurra por sí mismo,

Surgiendo y replegándose como las olas

-sin alterar ni manipular nada-

y observar cómo todo se desvanece y

reaparece mágicamente, una y otra vez,

eternamente.

 

Es nuestra búsqueda de la felicidad

lo único que nos impide verlo.

Es como perseguir un arco iris de vivos colores que no alcanzas jamás,

o como un perro intentando atrapar su propia cola.

 

Aunque la paz y la felicidad no existen

realmente como una cosa o como un lugar,

están siempre disponibles

y te acompañan a cada instante.

 

No creas en la realidad

de las experiencias buenas y malas;

pues son tan efímeras como el buen tiempo y el mal tiempo,

como los arco iris en el cielo.

 

Deseando aferrar lo inaferrable,

te agotas en vano.

En el instante en que abres y relajas ese apretado puño del aferramiento,

ahí está el espacio infinito, abierto, seductor y confortable.

 

Sírvete de esta espaciosidad,

de esta libertad y tranquilidad natural.

No busques más.

No te adentres en la enmarañada selva

siguiendo el rastro del gran elefante,

pues ya está en casa descansando apaciblemente

enfrente de tu propio hogar.

 

Nada que hacer o deshacer,

nada que forzar,

nada que desear,

nada falta.

 

¡Emahó! ¡Maravilloso!

Todo sucede por sí mismo.

 

SIEMPRE LES ABRAZO EN EL UNO!

 

Tahíta

Arriba y abajo…a un lado y al otro





Hace muchos años, en un sueño de aprendizaje, quien era mi maestro me mostró una escena como desde fuera, en la cual yo estaba en un ascensor que comenzaba a elevarse, y a medida que lo hacía , no se movía solo ascendentemente sino que se inclinaba a un lado y el otro y a veces se atascaba yendo hacia abajo y arriba abruptamente. Por supuesto yo me tomaba como podía de las paredes grises del mismo, que no medía mucho, y trataba de sostenerme abriendo mas los pies y reafirmándome…¿Qué es esto?…pregunté…y el maestro solo reía abiertamente.

Luego me dijo…Es lo que está pasando en todos los planos…SOLO SOSTÉNTE!!!

Por supuesto que fui un poco sacudida con acontecimientos que siguieron …pero nunca he sentido esas sacudidas en todos los planos como ahora, por lo tanto …SOSTÉNGANSE!

Y ese sostenerse significa estar atentos a las movidas para que nos desequilibren lo menos posible…y sostener la Luz que somos, por delante.

Hace unos tres días que las energías se han incrementado de materia notoria… ¿lo están experimentando?

Mi estómago…no quiere comida y mi hijo deja la suya casi sin tocar en el plato…el sueño es perturbado con sueños lúcidos y mensajes poco entendibles por ahora, muchos me comentan de mareos que comparto, dolor de cabeza, pero en la mayoría de los casos es una presión en la nuca y en la coronilla, como si no pudiéramos incorporar todo de golpe…y eso nos ha llevado a muchos a sentirnos muy vulnerables emocionalmente, a otros muy enfadados, sin avizorar la causa…y a la mayoría los ha sumergido en un estado ya de confusión, ya de distracción y aún de sueño y de falta de memoria en hechos cotidianos, no del pasado.

Sé que no es nuevo…pero hay períodos en que se siente más, y este que antecede al estrés de las llamadas “fiestas” suele dar duro…no porque baje el ángel de la navidad a tocarnos para sacarnos de las distracciones innecesarias…(quien lo crea, lo honro)…sino porque las energías del campo colectivo que compartimos reflejan la movilización que todos o muchos vierten en él ya sea con demasiada preocupación, obligaciones, planes, así como la carga emocional que suele acompañar a éstos períodos del año, consciente o inconsciente. Ese estrés colectivo nos pilla cansados y abiertos…por lo tanto tengan la precaución de no dejarse arrastrar por la automatización, la prisa, la nostalgia, la tristeza…y toda emoción que ya sea proveniente del colectivo como de su historia personal, pueda derribarlos en este ascensor de energías en el cual se nos tira para arriba y abajo, para un lado y el otro.

Aunque no sea una novedad…siempre es bueno saber que no nos está pasando a uno o dos…que muchas consciencias están sintiendo ese zarandeo, y que la aceptación, el aflojarse y entregarse a LO QUE ES …y la atención y vigilancia de lo que llega son formas de sostenernos más efectivas que la lucha, la negación y aún la inhibición.

Recuerden el camino de las lágrimas…si necesitan transitarlo dense permiso y suéltenle luego en paz…igualmente cualquier actividad en en que las energías se encausen y fluyan sin desbordarse, como cantar, bailar, correr, jugar con los niños, ponernos en contacto con la tierra…SU CORAZÓN ES EL INDICADOR.

Sepan que estamos todos sintiendo esas energías poderosas enseñoreándose de nuestros vehículos.

Dejénlas pasar…y salir.

MI CORAZÓN LES ABRAZA!!!

Tahíta

LA LUZ EN LA HERIDA


La muerte no existe…la vida no acaba…es otro comienzo…

Son frases que repetimos siempre cuando alguien pasa por la experiencia de la  “muerte” de un ser amado.

La vida y la muerte son un misterio. Ese es el único concepto real.

Sin embargo tenemos que atravesar por cada experiencia  y aunque cueste reconocerlo, nadie está exento de miedo y de dolor en la encarnación humana, por tanto, negarnos a que seremos tocado por la experiencia del tránsito de las formas es una ilusión.

Negar es el primer obstáculo a que podamos fluir con la experiencia, por eso hemos  pasado de enseñanzas como las metafísicas y otras de psicologías antiguas en las que se nos decía que debíamos quitar de la casa las fotos de personas que habían partido, regalar de inmediato sus pertenencias y no permitirnos estar con el recuerdo de las mismas a otras más graduales y menos impositivas, más permisivas y amorosas  que nos aconsejan lo contrario.

Desde ya, es importante lo que cada quien sienta en su corazón, sin embargo, sabemos por los estudios de otras amorosas corrientes de vida, como la Dra. E.  Kubbler Ross que en el duelo pasamos por varias etapas…

1.Negación, aislamiento e incredulidad: en un primer momento no aceptamos la pérdida, no nos lo creemos, no nos ha dado tiempo a encajar la noticia.

2.Ira: sustituimos la incredulidad por el resentimiento, por la rabia. Aparecen los por qué, se carga contra los médicos, contra quien provocó el accidente, contra el familiar que no estuvo presente… Esta ira es una fase normal, y como tal, no se debe tener en cuenta como algo personal.

3.Negociación: intentamos buscar una salida al hecho a través del pacto, del regateo, de la negociación, con Dios, con nosotros mismos…

4.Depresión y tristeza: nos invade la tristeza, el sentimiento de soledad. El apoyo de los más cercanos es completamente necesario, y es un periodo preparatorio para la última etapa.

5.Aceptación: hemos llegado al final del camino. Llevamos un tiempo sin la persona, han surgido nuevos planes, proyectos, actividades… Le recordamos con añoranza, pero ya miramos la vida de otra forma.

Cada una de éstas etapas debe ser respetada y experimentada hasta el final para recuperar la paz, y si es otra persona la que pasa por el proceso de haber “perdido” a un ser amado, recordar la sucesión de etapas puede hacer que  nos ayude  a  acompañar adecuadamente dicho tránsito, teniendo en cuenta siempre no forzar los tiempos y dejar que todo salga a la luz. La frase que antecede a éste artículo es muy explícita…. Por la herida y la cicatriz que deja... entra mucha luz, mas si negamos la herida, no hay manera de que la Luz al fin lo ilumine todo.

Enric Corbera cuenta la situación de profunda tristeza en que se encontraba su suegra ante el tránsito de su compañero de vida, y cómo  pensaban en esconderle cuanto le recordara a él…por su parte Enric hizo todo lo contrario se sentó con ella a hablar de su compañero largo rato, recordando momentos vividos y hasta miraron muchas fotos y álbumes…la mujer hizo lo mismo con sus amigas, y eso le permitió poder superar con mayor prontitud la tristeza.

Todo lo que se enmascara, esconde o niega, interrumpe la sanación, y esto va para cualquier proceso doloroso, por lo tanto, además del amor, de la demostración cariñosa e incluso el silencio que podamos compartir con quien sufre una pérdida, es importante sacar la herida a la luz para que sane. Todo lo que se guarda, en su momento aparecerá multiplicado, en nuestras vidas o en la de los que nos continúan en nuestro clan familiar. Los conscientes, estamos para eso, para concientizar cada situación cuanto podamos para que no quede como residuo tóxico.

Lo demás depende de la creencia que cada quien albergue  con respecto a lo que hay más allá del velo de lo que llamamos muerte y eso…ES PARTE DEL GRAN MISTERIO!!!

 

Luz en sus vidas!!!

 

Tahíta

CANALIZÁNDONOS EN EL UNO


 

Hace muchos años  he sentido y percibido que quien dice canalizar a una entidad determinada, estaba en última instancia canalizándose a sí mismo, a esa parte suya multidimensional que todo lo sabe, “el padre”, o como se quiera llamar.

En ese momento muchos se apartaron ofendidos considerando una blasfemia no creer en un mensaje arcangélico o de un supuesto maestro ascendido. Cuidado…no dije que los llamados ángeles o arcángeles no existan en algún plano de manifestación, ni que los seres evolucionados no llegaran a la maestría sino que la función de dichos fragmentos del  TODO…no era guiarnos a través de consejos y canalizaciones, sino imprimir su energía elevada en la matrix en la cual nuestros yoes humanos tienen su ser temporalmente para aportar a la elevación de cada fragmento. De hecho, considero que los hemos creado.

No importa que esos fragmentos en definitiva no sean reales y eternos…el juego les da realidad temporal.

En esos años no me comprendían. Hoy, quienes creían canalizar entidades separadas están recibiendo  mensajes que les dicen...

“Esto ya no es verdad…es hora de dejar de creerse vehículo de energías externas”

“Sus Yoes se han fusionado…ustedes son el ángel, el guía, los maestros ascendidos…son una extensión de la fuente a la que llaman Dios”

“Ustedes son la fuente de todo conocimiento. Asuman la responsabilidad por lo que ustedes son”

 

Éstas son la verdad esencial, y la están recibiendo de su propio “PADRE” o sí mismos en planos superiores porque están descorriéndose los velos ilusorios, y hasta que nos sepamos y veamos como UNO…nos iremos dando cuenta de a poco, si aún no lo hemos hecho, de que los ángeles, maestros, etc,  son nuestros disfraces multidimensionales, de gran ayuda hasta redescubrir el verdadero poder como DIOS.

Todo éste descorrimiento de velos nos están causando temor y confusión, como ocurre siempre que se van cayendo creencias…pero es solo la transición hacia un escalón más del SER.

Éstas desestructurantes “canalizaciones” que ahora llegan, no son de entidades separadas de nuestra esencia, sino de nuestra parte más sabia que, como les dije, ya nos comienza a considerar preparados para porciones más completas de la verdad-realidad….Lean algunas otras…

“Acepten que ustedes son Dios, Sananda, Kryon, Tobías, el arcángel Miguel y otros…tomando esos aspectos en cumplimiento de sus planes divinos. Permitan que esa más fina vibración de sí mismos sea expresada y no se asombren de la sabiduría que fluye a ustedes”

“Es un alivio saber qué somos más que un canal de la sabiduría de otros. Somos ese conocimiento”

Se trata de un proceso en el cual estamos recuperando consciencia de que todos los fragmentos de Vida que somos…comienzan a expresar la Unidad y podemos ir desechando los disfraces que creamos para asistirnos en ésta concientización que aunque nos asuste, tiene que alegrarnos y comenzar a permitir ver lo que SOMOS COMO UNO.

Me alegra de que lo que percibí hace mucho tiempo se corrobore por otras partes del Todo, no por ego, sino como señal de que no importa la oposición que recibamos, tenemos que seguir  siendo fieles  a lo que sentimos interiormente, aunque nos parezca descabellado, revolucionario, nuevo…incomprensible para la mente pequeña.

Por supuesto, nos hemos regalado el libre albedrío, así que cada quien puede tomar lo que resuene como verdad y dejar lo demás…a su tiempo, los disfraces continuarán cayendo y nos felicitaremos de lo bien que co-creamos lo necesario, paso a paso.

MI CORAZÓN LES ABRAZA!

Tahíta

 

 

OTRA HERMOSA LUNA MÁS!!!...NO LO SÉ…LA VIDA ES UN MISTERIO


 

Y pasamos por el maravilloso espectáculo de una luna roja más…que no sé por qué  tonto designio temeroso llamamos luna de sangre, cuando hay otras tantas bellas comparaciones para usar.

Lo cierto es que la humanidad se está tornando bipolar (si ya no lo es)…y así nos vemos bombardeados por designios de uno u otro polo en cuanto a fenómenos que solo tendríamos que disfrutar

Así…mientras que los más nocivos  hablan del comienzo del apocalipsis y de desastres, otros, no menos fantasiosos, predicen  la iluminación y ascensión de la humanidad.

No me ha costado en mis publicaciones  desterrar la validez de los primeros  pero sí “zarandear” mentalmente a los segundos, que quiméricamente se aferran, igual que todos, por temor, a la expectativa de la ascensión colectiva o la iluminación.

La realidad es que: la Vida es un misterio, y que más allá del momento presente…NO SABEMOS NADA.

Es un enorme acto de valentía y humildad, después de décadas de búsqueda espiritual  admitir…NO SÉ NADA…y es también el comienzo de una vida más coherente.

Estamos programados por creencias a las que nos aferramos, y ante la cuales sacrificamos la vida…la vida del AHORA…que es lo único cierto que tenemos, nos guste o no, nos produzca pánico, o vacío o angustia…lo único cierto es lo que vivimos en éste instante.

Cambiamos un Dios personal por el Uno que nos abarca, cambiamos las religiones formales por los grupos espirituales y la onda New Age, cambiamos las apocalípticas profecías de antaño por las modernas y abundantes de entidades que ni siquiera sabemos si existen salvo en la mente de quienes dicen canalizarla…y solo por no afrontar con coherencia: NO SÉ…LA VIDA ES UN MISTERIO.

Así lo seguiremos haciendo hasta que nos cansemos tanto de unas creencias, las fatalistas, como de otras, las que nos prometen un cielo en la Tierra…en realidad ¿podemos estar seguros de unas o de otras?

En mi caso, no…solo me dispongo a vivir éste instante en el que estoy reconociendo el hermoso misterio de la vida, aunque mi yo humano sienta a veces vacío, ansiedad y miedo…de eso también se trata la vida…de aprender a afrontar lo que pensamos, sentimos y nos llega…y convertirlo de a poco en un vivir lo más coherente posible con lo que deseamos…paz o caos…amor o indiferencia, alegría o sufrimiento…

Tal vez solo se trate de abrazar y unificar todo con el pegamento esencial del Amor…NO LO SÉ.

 

Les abrazo!!!

 

Tahíta

 

La recuperación de la conexión con nuestro Maestro Interior


 Hemos entrado en una etapa importante en la evolución de la humanidad donde dejamos de buscar respuestas fuera nosotros mismos y dirigimos nuestra atención hacia adentro, hacia la inteligencia infinita de todo lo que ES ...

Recuperar nuestro poder innato como SER implica sintonizarnos con la sabiduría del corazón, tener acceso a esa energía  manifiesta de vida de la que nunca nos desconectamos, pero a la cual no siempre prestamos atención…y esa es la clave de  palparla cotidianamente en la historia humana de la que somos protagonistas experienciales.

Este proceso consiste en parte en bajar el volumen de las muchas distracciones del mundo exterior y amplificar la voz que nos habla desde dentro.

Una de las mejores maneras de oír esa voz  es invitarla o invocarla conscientemente en momentos de quietud en nuestra vida….también podemos hacerlo en momentos no tan plácidos, pero se nos hará más difícil, en la turbulencia de un conflicto, conectarnos de repente con el canal despejado que la quietud propicia…una vez que lo logramos en los momentos apacibles, podremos acceder a ella en otros menos placenteros.

Es fascinante observar lo que ocurre cuando ponemos atención en cualquier cosa con consciencia…una nueva corriente de orientación comienza a filtrarse.

Una corriente álmica que será nuestra guía si nos permitimos estar atentos, escucharla de manera interna y no perdernos las señales que deja a cada tramo.

La guía interior  se revela en una variedad de formas. No es solo cuando decimos, 'Tuve una corazonada'. Resuena aún más profundo. Es una idea, no un impulso. Puede venir de una conversación casual, una conexión sincrónica, un libro que cae de un estante, un momento de quietud.

Si con el tiempo comenzamos a confiar en que cada vez que tengamos una pregunta o preocupación apremiante, la respuesta de lo que debemos hacer estará siempre disponible, esto abre inmensamente los canales entre nosotros como humanos y nosotros como espíritu.

A medida que la luz de la conciencia expanda nuestra capacidad de escuchar a una profundidad de comprensión mayor, más frecuentemente y con mayor coherencia percibiremos la guía interna, nos daremos cuenta sin dudarlo y se sentirá como un regalo inapreciable y en completa sincronía. Solo tenemos que mantenernos abiertos a la indiscutible verdad de que somos siempre guiados, y entonces…escuchar…percibir…no dejar pasar la señal

Muchas personas se sienten frustradas porque dicen que no tienen respuestas a las preguntas importantes en sus vidas, que simplemente no reciben los mensajes. Así como la ciencia nos dice que los elefantes se comunican con  sonidos que los humanos no percibimos…tengamos en cuenta que en otros niveles de consciencia podemos acceder a medios de percepción que usualmente no tomamos en cuenta hasta que no elevamos un poco la frecuencia de nuestra energía y expandimos la consciencia. ¿Es posible que los mensajes estén siempre disponibles sólo que nosotros no los captamos? Considero por experiencia que así es, y que liberándonos de creencias obsoletas acerca de lo que es posible e imposible, podemos abrir impensados canales de amorosa guía interior.

Si esperamos escuchar una voz divina entre sonoros truenos o manifestaciones ígneas…podemos esperar toda la vida, pues difícilmente se manifieste nuestro interno de esa manera, o tal vez sí, solo que es mejor afinar la atención hacia cosas menos espectaculares pero mucho más efectivas.

No se trata de ser psíquicos o telepáticos, se trata de sintonizarnos con el maestro interior…sin siquiera pretender que con ello se acabarán todos nuestros problemas…sino como manifestación de una relación que jamás debimos haber perdido, mas si lo hicimos, no pudo ser de otra manera, y lo fue para recuperar la experiencia de volver a estar sintiéndonos UNO y darnos cuenta de la incoherencia de vivir solo volcados hacia afuera, teniendo al ego como cómplice, en lugar del Alma.

Cuando  decidamos abrirnos a ese flujo, tengamos en cuenta que los mensajes vienen en muchas formas - a menudo aquellas que parecen demasiado simplistas son las más utilizadas por el interno…una intuición profunda, una conversación con un amigo o un niño, algo que escuchamos al pasar en la radio o la televisión, o que aparece en la computadora en total sincronía…un cartel en el ómnibus ( y de eso doy fe pues lo he vivenciado)…cualquier cosa que a los demás se les puede pasar por alto pero a nosotros nos hace resonar como una campanilla dentro…eso es un mensaje de nuestro maestro interno y sin dudar lo sabemos.

    También puede serlo una enfermedad o lesión que de repente nos para de lo que estábamos haciendo y nos obliga a mirar la vida desde una luz completamente nueva…no conseguir algo que queríamos, perder un trabajo, una relación o lo que sea…cualquier cambio acompañado por una inefable sensación interna de liberación, aún en el dolor.

Para que ésta fuente fluya y deje su mensaje en nosotros solo tenemos que  vivir de una manera en que la atención, no forzada sino cada vez más natural, nos permita ser habitantes de un mundo externo y experiencial, pero a la vez conscientes del fundamento de toda esa vida experiencial, o sea, el Espíritu que somos, guiando paso a paso el aprendizaje de la mejor forma posible.

Pide…estate atento, relajadamente atento…y expande tu visión consciencial para que  te sea cada vez más normal y frecuente ser canal de todo ese potencial que siempre…SIEMPRE…está allí esperando que lo canalicemos para poder realmente sentirnos Espíritu viviendo una experiencia humana que se facilita, tan solo con DARNOS CUENTA y tomar la decisión  de abrirnos a la omnipotencia de ese  Espíritu

ASÍ ES!!!

Tahíta

 

 

AUN SOÑANDO


Cuando nos adentramos en las lecturas de no-dualidad , el Curso de Milagros o experimentamos fuera de lo que consideramos hasta el momento como “material”…podemos, y de hecho lo he pasado hace algunos años, caer en el desconcierto de que como todo es irreal, no vale la pena hacer nada, sentir nada, seguir alimentando el sueño.

Sin embargo…sueño o no, estamos aquí, en ésta escena creada por fuerzas superiores, o por nosotros o por lo que  concibas… por algo.

No podemos caer en pensar que nada tiene un sentido.

Todo lo contrario…cada vez que avanzamos un escalón en la vivencia espiritual delo que somos, más se nos hace  presente un estado sutil del Ser que aun se mantiene un poco escondido, como Misterio, no porque lo sea, sino porque nuestro  actual estado de consciencia tiene que avanzar rasgando velos para descubrir eso que llamamos misterio.

Tomar consciencia, entonces, significa que aunque consideremos lo que vive nuestro ego como un sueño, no por eso nos deprimiremos sino que nos maravillaremos re descubriéndonos como co creadores, autores, actores y observadores de tanta perfección, sí… de tanta perfección…de la perfección implícita aún en lo que consideramos hasta ahora terrible.

Como nos dice siempre Lee Carroll  a través de su divinidad… ¿Puedes sentir el viento del Espíritu soplar sobre tí?

Si la respuesta es SÍ…podemos también apreciar la belleza de todas las partes del todo y la perfección de las situaciones ficticias como sueño, pero eficaces como aprendizajes, que la Vida nos presenta.

Ser un soñador consciente no es desganarse ni intentar salirse de escena, sino seguir de pie dentro de éste sueño creativo de manera de no tomarlo con la seriedad que lastima, sino con la complicidad del Espíritu que nos hace un guiño amoroso para alentarnos a seguir el aprendizaje…ese de SER AMOR…que se disfraza en todo y todos, en éste sueño y en cada sueño o realidad imaginada por la Mente única en la que tenemos el SER.

En esa realidad, LES AMO Y ME AMO EN USTEDES!

Y me amo en el viento, en cada flor, en cada brizna de hierba, en cada animal o piedra que conforman un hermoso sueño planificado sin desperdicio ni innecesaridad.

No nos confundamos…despertar no significa negar la Vida en cualquier forma, sino seguir en el sueño que ella sueña…aún costándonos amar lo que creemos que nos daña tanto…eso que surge, para ser disuelto en AMOR. ..DESPIERTOS…EN ATENCIÓN PLENA

SOMOS PARTE DEL TODO…AÚN SOÑANDO

SEAMOS AMOR FUERA Y DENTRO DEL SUEÑO...

SEAMOS FELICES CON LA ALEGRÍA DEL ESPÍRITU, SIN PERDERNOS EN CONCEPTOS QUE NOS CONFUNDEN...

ABRAMOS EL CORAZÓN Y SINTAMOS ALLÍ LA VERDAD

SI LO QUE VIVIMOS ES SUEÑO...AÚN EN EL SUEÑO...SOMOS!!!!

Tahíta