viernes, 18 de julio de 2014

Reflexión Espontánea


No sé si aún estoy en mi capullo o ya he salido a tiempo completo a estrenar mis alas de mariposa espiritual. Y la verdad…no me lo cuestiono.

Me estoy permitiendo cada día más, descansar en la esencia de mi Ser sin cuestionarme casi nada de lo que me llega…y es que es demasiado, y hasta contradictorio, por lo tanto me conformo considerando que es innecesario cuestionarme nada, sino sentirme en amor y compasión el mayor tiempo posible. Eso es bello y sabe a Hogar…sea cual sea la noción que cada uno tenga de ello.

No me interesa ser un Trabajador de la Luz, término que no me cuadra mucho pues SOMOS LUZ y ser no es lo mismo que tener que trabajar para ser algo…lo que todos han buscado tanto a través del esfuerzo, con una suave inclinación amorosa hacia el espíritu, hacia lo que se ES …se logra…sin trabajo.

Tampoco sostengo que haya que ayunar o meditar, o cualquier práctica que se les pueda ocurrir…solo sé que lo más acertado para mí, aquí y ahora, es hacer lo más cercano a lo que la intuición muestra, sea lo que sea, y sentirse ampliamente abierto a todas las energías que llegan de otras partes del Todo, para cumplimentarnos, sin demasiadas disciplinas, cursos, modalidades ni ritos.

Puede ser que para algunos esas cosas sean aún necesarias y bendigo y respeto profundamente ese aspecto de su camino, aún sin seguirlo, solo observando cómo cada quien puede recibir lo que llega a su vida y sentir cuan adecuado es permitirse experimentarlo o no.

Y es que la Libertad es un atributo para ser ejercido al máximo en el camino del aspirante espiritual y aún más del iniciado o del libre pensador. Descansar de dogmas, reglas, creencias y limitaciones es una delicia…y sentir cómo se expande la libertad dentro de la matrix divina, cada vez que la experimentamos y trasmitimos…no tiene palabras para ser expresado.

Por eso no hay consejos fijos…no hay manera en que les diga cómo obtener la alegría sino siéndola, ni cómo revisar y sanar las partes de ustedes que aún duelen…mas que dejar que duelan hasta que solas hallen el camino de la mano de su SER. Si quieren verlas dejar que sangren y sanen…bien…y si quieren permanecer en un capullo aún, también bien…porque el tiempo no existe mas que en la relatividad de cada proceso, y cada quien puede extender las alas o replegarlas y no afrontar aún el viento del cambio, hasta que el miedo suelte amarras y entonces se facilite el vuelo.

Se trata solo de abrirse y aceptar que todo es perfecto…sin ironías…sin invenciones no creídas sino en un profundo convencimiento de que más allá de ésta faceta humana en la que experimentamos la dualidad, se mueve un océano de AMOR INFINITO que SOMOS y que ES PERFECTO.

No lo creo…lo sé y lo siento…no lo crean ustedes porque se los digo…solo ábranse y traten de sentir lo que más allá de las apariencias se despliega maravillosamente.

Eso es el ELLO…la innombrable realidad en la que no hay cabida más que para la Luz….y en la que, como paradoja, cabemos todos….experimentándonos en un espejismo que en cualquier momento se disuelve y nos muestra la Real-idad que anhelamos.

QUE ASÍ SEA…

ASÍ ES!

Tahíta

 

LIBRES DE EXPECTATIVAS


 

Toda reverberación espiritual enmudeció tras el 2012 y con ella, las expectativas que nos envolvieron. Pareciera que los grupos espirituales se llamaron a silencio, consternados,  y los que especularon y hasta negociaron con los posibles acontecimientos…desaparecieron o cambiaron de argumento para poder seguir semi-dignamente haciendo oír su voz.

Solo seguimos firmes los que no esperábamos nada  “a la carta”…ningún portento instantáneo ni repentina mudanza a estados que poco a poco se alcanzan, no en una marejada de energía  repentina….y eso es muy hermoso….es de gran y profunda belleza.

Reconocer que conscientemente nada sabemos…que tenemos que navegar sin mapas y sin más brújula que la intuición y algunas que otras señales que vamos recibiendo de otras partes del Uno que, como nosotros, confían plenamente en una marejada que no importa cuál sea su apariencia, nos lleva consigo a un destino que el humano desconoce, mas la esencia sostiene.

Algunos  dicen que después del 2012 todo se puso confuso y los aspirantes espirituales están desconcertados. No sé si es tan así… veo que estamos aprendiendo a vivir solo EL MOMENTO PRESENTE….sin expectativas de profecías, predestinaciones apocalípticas ni de las otras, las que prometían un paraíso instantáneo a la vuelta de ese calendario.

Solo sé que estamos comprendiendo el valor de abrirnos a recibir lo que llegue, y a amarlo y sanarlo sin tanto juicio…y que ya no dividimos tanto las cosas en “espirituales” y “ no espirituales” o en “alcanzar la ascensión o no alcanzarla”.

Tal vez ahora nos demos cuenta de la tontería de tildar a algunos como aptos y a otros no, o de desesperarnos por actuar de una manera que nos “salvara” y redimiera…pues si somos UNO …nadie puede ascender sin el otro en éste espejismo de separación…y nadie puede ser salvo ni redimido mas que de esa absurda noción de separatividad que, en el juego elegido,  crea todos los conflictos y nos desgarra como humanidad.

Ni siquiera importa si estamos ascendiendo a un ritmo rápido o no…en realidad, lo esencial es que estamos aprendiendo a que todo lo que está fuera de esa esencialidad es un juego  de Unificación sensacional en el cual terminaremos fundidos con todo y todos los aspectos…aún aquellos a los que consideramos sombríos y son espejos multifacéticos en los que vemos las zonas a sanar.

Por eso es para celebrar esa ruptura de ilusiones que nos conmovió a todos. Celebrar,  porque es un paso necesario para no creernos limitados por calendarios, profecías, pretensiones individuales y tantos otros  aspectos humanos que, hechos girones, dejamos esparcidos por éste camino infinito, que, como la palabra lo dice…no tiene fin

 ¿Para qué entonces complicarnos mentalmente con un proceso en el cual siempre supimos que deberíamos dejar las especulaciones de lado?

¿Por qué no permitirnos sentirnos desubicados, confusos, inseguros, sin apoyo aparente?...

De ese “Hazlo tu Mismo”, pero sin manuales, es de donde surgirá el empoderamiento…

...ese que no podía florecer porque estábamos muy seguros en manos de maestros ascendidos, arcángeles, extraterrestres y salvadores…que han dado un paso detrás de escena y desde el silencio  observan cómo tomamos el bastón de mando y comenzamos a SER EL AMOR QUE VINIMOS A SER.

Que así sea!

Y ASÍ ES!!!

 

EN LA VIBRACIÓN DEL ESPÍRITU


 

Valerie Hunt en su libro “Mente Infinita” dice…: «En mi laboratorio descubrimos que cuando el campo de energía de una persona alcanza las vibraciones más elevadas mediante la visualización o la meditación, esa persona tiene experiencias espirituales independientemente de sus creencias».

Sostener un campo de vibraciones positivas y elevadas, no importando tu creencia, es necesario para crear soluciones espirituales. Cuanto más rápida es la frecuencia, más te acercas al mundo del espíritu invisible y puedes anular las vibraciones más lentas…quitándote de encima limitaciones, sufrimiento y conflictos.

La doctora Hunt es investigadora de los campos de energía humana. Sus conclusiones son casi idénticas a las de Sathya Sai Baba, quien pasó toda su vida enseñando y repartiendo amor incondicional y paz. A sus muchos seguidores les dijo: «La energía humana es baja y la energía divina no tiene límite… Tú eres Dios. Tú eres la energía divina. Cuando haces el trabajo divino. Tu energía crece...».

La filosofía científica de Hunt y la filosofía espiritual de Sai Baba nos ofrecen una visión grandiosa de la energía invisible como una frecuencia rápida que, cuando se abraza, nos impulsa hacia lo divino. Sus interpretaciones recalcan el valor de liberarnos del impacto negativo de las vibraciones más mundanas, que son más lentas.

La mente se diferencia del cerebro en que su vibración no puede medirse con aparatos materiales. La mente superior es como un campo que trasciende la realidad física del cerebro. Cuando explores la presencia del espíritu en tu vida recuerda que la mente abstracta es una construcción superior y se la puede considerar infinita y omnipresente.

La mente es un campo de energía invisible de vibración rápida que no está situada en ningún sitio y que tiene la capacidad de convertirse en una experiencia ilimitada. «La mente experimenta y el cerebro registra». Por lo tanto, cuando hablamos de energía y de frecuencias vibracionales, hablamos de la mente, la experiencia infinita, no simplemente del cerebro. Es la mente, unida a la frecuencia del corazón ( intuición)  lo que ponemos a trabajar para pasar a una frecuencia más rápida y encontrar soluciones espirituales a los problemas.

Piensa en la sensación que produce estar cerca de alguien que parece poseer estas capacidades superiores. Cuando observamos a alguien que tiene una percepción profunda nos sentimos renovados. La persona que te llega al alma con sus palabras y despierta sentimientos de amor y aprecio está vibrando a una frecuencia de energía más rápida.

Tu mente y la mía, tu corazón y el mío… son una expresión individualizada de la mente  y la naturaleza divina, o sea que  son parte del Uno

Como estamos conectados a un campo de energías  Infinito…todo pensamiento y sentimiento  importantes están ahí para que lo tomemos. Descubrir esto es saber qué enorme cantidad de información tenemos disponible…en realidad, TODO CUANTO PODAMOS NECESITAR SABER…está a nuestro alcance si nos mantenemos conscientes, conectados, sosteniendo una energía de frecuencia elevada.Eso deja fuera la ira, el rencor, el miedo, la desvalorización,la falta de compasión, etc

Cuando empieces a considerar las vibraciones más rápidas como sinónimo del Espíritu, recuerda que vivimos en un mundo de energía invisible que damos por supuesta. Las fuerzas electromagnéticas operan en frecuencias vibracionales que no vemos, ni olemos ni tocamos. Piensa en la electricidad, las señales de radio y televisión, los teléfonos móviles. Podemos enviar ondas de radio a la atmósfera, hacer que vayan en un viaje de ida y vuelta hasta los satélites, codificarlas y descodificarlas y recibir información de ellas. Cuando aumentamos la frecuencia de estas ondas de energía podemos enviarlas a distantes planetas y sistemas solares  y de nuevo a nosotros.

¿No es esto lo que haces cuando rezas, meditas o te mantienes altamente consciente?... envías una señal energética invisible de tu campo mental al campo mental universal al que todos estamos conectados.

Todas éstas prácticas emiten una vibración energética invisible que se acerca a las frecuencias más rápidas del Espíritu. Y funcionan!!!

Reflexiona sobre esta idea de las vibraciones más rápidas asociadas con el Espíritu y de que el Espíritu es el Origen de la solución a todos los problemas.

Llegar a la conclusión última de que eres la manifestación de las vibraciones del Espíritu te ayudará a co-crear con él lo mejor y más elevado que puedas, según tu proceso.

Es maravilloso saber que no somos una célula aislada...sino una partícula  del Uno,  que contiene todo para seguir evolucionando en LUZ…infinitamente…con solo mantenernos conectados a esa frecuencia sutil…dejando de lado cada vez más las reacciones y solicitudes densas del ego…y es que ellas solas se disuelven…sin lucha…solo con mantenernos en conexión…en silencio, observantes, sintentes.

ASÍ ES

Te animo a que redescubras tu camino para estar sostenidamente consciente de ese hilo que nos engarza a todos en LA LUZ DEL ESPÍRITU-

MI CORAZÓN…ENHEBRA SUS HILOS CON LOS TUYOS, HOY,EN AMOR ♥

GRACIAS!

 TAHÍTA