sábado, 28 de septiembre de 2013

LA FE QUE MUEVE MONTAÑAS


Ésta mañana visité nuevamente el Templo de piedras. Necesitaba el silencio, la soledad del sitio y el sentimiento de reverencia que me abraza cuando en él me entrego al verdadero templo, que no es uno hecho de materia física.

Estuve de pié, me dejé acariciar por la brisa fresca y al fin decidí sentarme en las piedras, con mis custodios caninos muy cerca.

Hace días que me urgía ese escape…no como escape de lo que llamamos realidad, que a veces es todo lo contrario, solo apariencia humana, sino un escape a entregar todo lo que estaba siendo una opresión, una carga, cierta tristeza, mucha tarea.

Luego de sentarme, entoné el HU por unos minutos, y puse en mi pantalla y en mi corazón los rostros de dos seres que están en éstos momentos en procesos difíciles de su vida, uno, Marcelo, internado en terapia intensiva, y otra hermosa y valiente hermanita que enfrenta también una enfermedad con la cual aún está muy enojada…es más :está enojada con ella misma.

Allí estaban conmigo esos dos bellos seres a los que envié toda la energía de Hoóponopono y Luz…y descendió a raudales una profunda paz.

Cuando salí de mi estado meditacional, escuchaba lejos una radio emitiendo cánticos cristianos…y me resultaron diáfanos. Al instante, mis guardianes comenzaron a gruñir…me levanté para tomar el camino de regreso, cuando veo a unos 30 metros a un hombre que me observaba desde un terreno lindante. A medida que yo me comencé a desplazar hacia la calle, él se animó a acercarse, entonces, al verlo venir hacia mí, me detuve.

Cuando se acercó bien, percibí a un ser a los que ignorantemente llamamos “dawn” (ese termino significa, bajo, o por debajo de algo).Sonreía todo el tiempo como suelen hacerlo aquellos que están por encima de las complicaciones de la mente, no por debajo (dawn), y tuvimos éste diálogo…

-Hace mucho que la veo por aquí. ¿Se sienta a orar?-

-Sí…me siento a orar.-Era muy complicado decirle que estaba practicando Hoóponopono, así que como en esencia es casi lo mismo, lo reafirmé-

-¿Usted sabe orar, señora?

-Sí, sé orar.

-Entonces, por favor, ore por Marcelo, que está muy mal.

En una sincronía total me venía a pedir que orara por una de las personas por las que yo estaba haciendo Hooponopono.

-Precisamente por él estaba orando, y por otra persona que lo necesita-

-¿Si?...¿Estaba orando por Marcelo?-

-Sí querido.

No les puedo explicar la alegría que mostró su rostro en ese momento, y su cuerpo lo acompañaba con gestos de júbilo. Entonces me dijo…

-Yo también oro. ..Cristo puede mover montañas.

-Así es…la FE mueve montañas, querido. Sigue Orando.

Y me sorprendí a mí misma diciéndole que hiciera algo que generalmente no hago, al menos como la gente lo hace, o sea :pedir…mas su trasparencia y su FE eran tantas, que sin duda, surtirían un efecto movilizador de montañas.

Yo no sé si la oración es la que mueve las montañas…ni si Cristo las mueve, ya que la gente dice Cristo, y espera que Jesús, las mueva, no su Cristo interno.

Pero sí sé que la inocencia, la entrega y la FE mueven montañas de desamor, de descuido, de rencor, de odio, de miedo, de olvido, de dolor,…de todo cuanto podamos imaginar.

Después de éste diálogo, este ser que muchas veces es evitado o desatendido, permaneció hablándome del templo, de lo que recordaba de su infancia (creo que debe tener entre 45 a 50 años) y me animó a que tomara el lugar a mi cuidado.

Me abrió muchas puertas, pero sobre todo, me abrió su corazón y me re-cordó (volver a cordar, dar a las cuerdas del alma la tensión justa) esa fuerza impulsora que es la FE…revestida o disfrazada de cualquier creencia…mas siempre poderosa.

Se despidió diciéndome.

-Me llamo Miguel, como el angel de Cristo- y se rió turbado, sonrojándose.

Gracias Miguel, ángel de Cristo...por mover en un segundo tantas montañas que cargaba en éste día sobre mis humanas percepciones.

GRACIAS!> Tahíta>

EL ABRAZO FINAL DE LA LUZ CON LA OSCURIDAD


Cuando tenía veintitantos años y me encontré de lleno con la enseñanza de La Doctrina Secreta de Madame Blavatsky…no pude asimilarla y la dejé, azorada hasta años después.

¿Cómo aceptar en ese momento primero del proceso que Satanás y Jehová fueran las dos caras de una misma entidad?

¿Cómo comprender que el discípulo más avanzado de Jesús no era el amoroso Juan sino el traidor Judas?

Y sin embargo…las dos cosas son verdad. Una verdad que no muchos comprenderán ni aceptarán en éste momento, mas los pocos que hayas accedido a otros planos de consciencia y realidad, saben muy profundamente ,que todo es AMOR, y que todo es montado por ese Amor, que puedes considerar Ley o Dios, como sientas, pero que rige los universos.

Existe solo el Uno, la Mente Universal, en la que miles de millones de disfraces se crean para que las chispas de esa Mente única , interactuando unas con otras, co-creen el tapiz energético más fabuloso y completo de energías. En ese tapiz, solo los muy avanzados se atreven a ponerse el disfraz de”malos” para que los demás experimenten la dualidad y al fin abran su corazón al infinito amor que abarca aún la sombra.

Lucifer..significa “Ángel de Luz”…uno de los más luminosos que dejando esa Luz atrás accedió a protagonizar un acto tenido por muchos como uno de los peores de la historia planetaria…y ese fue su sacrificio (sagrado oficio) para que la Humanidad aceptara el aligerarse del karma planetario que Jesús cargó como Avatar, en complicidad con ese, su discípulo más avanzado, del otro lado del velo, claro. Así que soltemos la historia tal como la vemos desde aquí abajo, desde la dualidad.

Soltemos pensar que hay demonios que no hayamos co-creados para el aprendizaje y otros motivos aún no a nuestro alcance humanamente.

Soltemos un infierno, independientemente de esos planos astrales que tenemos nosotros mismos que iluminar, puesto que son creación nuestra también.

Soltemos la idea de que Hitler no es digno y Teresa de Calcuta sí. Tal vez son la misma alma equilibrando improntas de energía que eran necesarias..¿Quien hubiera tomado sobre sí el redimir a la raza judía del Karma que no podían solos disolver? No se trata de justificar acciones…no se horroricen. Solo se trata de verlo todo desde una posición en que la muerte no existe, en que el dolor fue aceptado como redentor por todas las almas que estamos jugando éste juego cósmico, un lugar desde el cual se sabe que solo hay LUZ y AMOR…y la relativa falta de ellos, que no es una realidad por sí misma.

Voy a decirles otra cosa para que algunos se sigan horrorizando.

No hay un Armagedón en el cual el bien venza al mal, fuera de nosotros. El campo de batalla de esas fuerzas está dentro nuestro.

¿Saben cuál es el final del juego?

Nos sacamos los disfraces, y todos, los buenos y los malos de la película, nos abrazamos por lo bien que interpretamos cada papel…Unidos en Amor, que es lo único Real, y sin dejar fuera a “esos” de los cuales nos horrorizamos hoy juzgándolos almas perdidas, corrompidos, indignos.

¿Acaso no ven que solo duermen?

¿Por qué piensas tú, alma que se cree despierta, que te están llegando todos éstos conocimientos acerca del juego?

Para que en un asombroso DESPERTAR verdadero, te des cuenta de que el final es EL ABRAZO EN LA LUZ…DE TODAS LAS ALMAS!!!

Para que desde ese despertar …comiences a tocar las alas de otras almas …(todas son almas aladas) y a su vez: RECUERDEN.

Pronto tendremos novedades. Pronto sabremos realmente cuan irreal es todo lo que con ligereza nos atrevemos a juzgar “de la luz” o “de la oscuridad”.

Pronto…caerán los velos de maya (la ilusión)…y nada más necesitaremos.

Estén atentos a esa caída de los velos…ya comenzó, mas depende de nosotros que se aceleren los tiempos. Soltemos las nociones de bien y mal, de buenos y malos, de benditos y malditos.

NO EXISTE MÁS QUE EL UNO…Y EN ÉL NOS MOVEMOS Y TENEMOS EL SER…

Tahita

POR UN SUEÑO, SILVIA VOLVIÓ A SER UNA REINA


Hace cerca de 7 años conocí en unos encuentros de sanación crística a Silvia. Dentro el grupo se destacaba por su Luz, su sonrisa amplia y franca y una fuerza y tesón incomparables. Como una niña candorosa, de unos sesenta años. Peregrina de cuanta técnica y camino espiritual transitan los aspirantes antes de ir dejándolos para reencaminarse hacia el interior.

Un poco antes de terminar esas jornadas, que llevaban varios meces, comenzó a pagarse su sonrisa, y a estar más dispersa. Recuerdo que hasta el final de las mismas y por muchos meses después, yo aún tenía un celular en la casa, y por pedido de ella, y por amor, todos los días le dejaba uno o más mensajes de aliento con frases amorosas y estimulantes. En esa época comencé a llamarla “Reinita”…diciéndole que una reina como ella, servidora de la Luz, tenía que volver a tomar el mando de sus emociones. La cuestión es que fue de mal en peor, y sin nunca haber atravesado por una depresión, dejó de dormir por meses y se transformó en una sombra. Ni siquiera un psiquiatra muy avezado en lo espiritual pudo sacarla a la Luz.

Cuando la encontraba por el pueblo, me aferraba las manos y mirándome profundamente con sus ojos azules me pedía que orara mucho por ella. Como siempre, le repetí que así lo haría, mas que ella, pidiera cada noche antes de acostarse por su guía y sanación al maestro interno.

En determinado momento dejé de verla por unos meses. Una tarde llegando a la plaza en que los artesanos del lugar exponen sus trabajos, la divisé de lejos y con alegría percibí en ella la misma enorme sonrisa de cuando recién nos habíamos re-conocido. Al acercarnos, nos abrazamos y nos dirigimos a un banco de la plaza en el cual nos sentamos, pues quería compartirme su experiencia.

Me dijo que estaba en lo más profundo de ese pozo depresivo, y que desde el mismo comenzó a pedir guía con desesperación, de la manera que se lo había aconsejado. Así una noche soñó que su madre, que había partido hace muchos años, la tomaba de la mano y la conducía a una clínica médica. La guiaba por los pasillos hacia una puerta y le mostraba la chapa montada en ella en la que se leía “Dr Ferrer”. Y allí se despertó. Tomó un papel y anotó el nombre del médico. Por eso siempre recomiendo dormir con el cuaderno de sueños a mano.

A la mañana siguiente llamó a su único hijo y le pidió, con las pocas fuerzas que le quedaban que la condujera a esa clínica que vio en el sueño, que quedaba en La Cumbre, una ciudad cercana. Ya en la clínica le preguntó a la recepcionista si allí atendía el Dr Ferrer (Ella no sabía si existía tal Dr).La recepcionista le dijo que hacía unos meses que el Dr Ferrer ya no atendía allí pero podía darle su teléfono y la dirección de su consultorio. Silvia sintió dentro, una enorme alegría al saber que sí existía el Dr Ferrer, mas para estar aún más segura le preguntó a la joven qué especialidad tenía dicho médico, a lo cual la joven le dijo que era neurólogo, un muy buen neurólogo.

Para abreviar, Silvia fue a verlo, el neurólogo resultó un ser encantador que a través de algunos exámenes constató que su cerebro había dejado de producir cierta sustancia que era imprescindible, y que al no hacerlo le estaba ocasionando esa depresión, el no dormir, y el borrado de sus memorias. La ciencia no sabe cómo hacer que el cerebro la produzca de nuevo, mas con la toma de esa sustancia diariamente, desde hace unos cinco años Silvia ha vuelto a ser Reinita…ese ser servidor de la Luz, de amplia sonrisa, corazón abierto, y una disposición de servicio a los demás, muy especial.

Conozco muchos casos como éste…el maestro interno toma siempre la forma de un ser amado y acerca la guía. No es que un ser amado que ha partido hace mucho tiempo lo haga. Él está en su propia tarea evolutiva, mas el maestro de los sueños, nuestra propia parte multidimensional, toma la forma adecuada de nuestro contenido mental, y aporta la solución o la guía.

Nos encontramos siempre por la ciudad…ella paseando sus hermosas mascotas, sonriendo y teniendo para cada persona que la saluda un cálido efluvio de Amor, como acostumbraba y yo agradeciendo al Universo por acompañarla en esa crisis que la llevó a a confiar aún más en que siempre se nos escucha, y siempre se nos trata de facilitar la solución…aún en el fondo de una noche oscura del alma, que muchas veces aparece por una deficiencia en nuestro campo físico, mas siempre creamos mental y emocionalmente, y padecemos hasta agotar esa energía lo suficiente como para que el Universo nos tienda su mano y nos eleve de nuevo.

MI CORAZÓN LES ABRAZA!!!

Tahíta

SUEÑOS…LA CONTINUIDAD DE NUESTRA VIDA DE VIGILIA


Hablamos ya de la importancia que tienen la aspiración de conexión con su parte divina y la constancia. Han de saber que ambas abren puertas importantes hacia otros planos en donde la guía y el trabajo profundo son más accesibles, pero aún tenemos que considerar algo aún más importante..

Nuestra vida en sueños es continuidad de nuestra vida de vigilia. Así como es nuestra vida de vigilia, así serán nuestros sueños. Y es lo justo y lo lógico. Si estamos la mayor parte del día imbuidos en asuntos mundanos, seguramente nuestros sueños no pasarán más allá de un laberinto mental en el que nos veamos tratando de resolver conflictos ya sea monetarios, de relaciones etc. Las personas que están a dieta sueñan constantemente con comida y quienes no satisfacen su sexualidad tiene hasta orgasmos en sueños. Ésto nos demuestra que los sueños son prolongación de nuestras experiencias.

En realidad, no es malo ni bueno, ya que psicológicamente el inconsciente descarga ese deseo oníricamente…solo que si queremos pasar de tener sueños más allá del plano astral, y llegar a la guía necesaria, tendremos que comenzar por actuar más conscientemente en nuestra vida de vigilia. Así tendremos sueños que sean una descarga psicológica y física, pero también accederemos a planos más elevados de consciencia en los cuales esos conflictos se resolverán desde sus raíces.

Podemos estar en ésta dimensión, y a la vez ser más conscientes. De eso se trata, no de rehuir nuestras obligaciones. Por eso el nombre de ésta comunidad y el tiempo en el que les recalco la importancia de hacer cada cosa de su día a consciencia, estando en ese momento, no con la mente en otro lado, y re-cordarse constantemente cuando se alejan de esa consciencia de sí mismos. Esa es la clave de toda su espiritualidad.

Si logramos cada día estar un poco más conscientes y actuamos con la intuición que esa consciencia trae…ESO RESUMEN TODO EL TRABAJO ESPIRITUAL QUE NECESITAMOS.

Tan sencillo y tan difícil ¿no?...pues es más tentador buscar posturas técnicas, cursos, libros que nos aparten de eso tan dinámico y comprometido que es estar despiertos…y que nos abre todas las puertas. Por eso, aunque sepa que muchos necesitan, y así es, de conocimiento escrito y otras herramientas, admitan sin duda que pocos minutos de vida consciente, les resultarán la llave a miles de puertas, mientras que lo demás solo abrirá la mente a la posibilidad de acceder a la llave maestra que es siempre, la consciencia, la atención plena, el actual en el presente y desde su parte más aquietada y centrada.

Es un trabajo de toda la Vida, pues vida y Espíritu son lo mismo. Así que si realmente con constancia están sus corazones aspirando a una conexión en sueños que los lleve al Maestro Interno, que suele ser también el Maestro de los sueños (ya lo aclararemos) solo tienen que mejorar su conexión en la vida de vigilia. Todo es responsabilidad nuestra, co-creamos esas posibilidades y abrimos o cerramos puertas.

Por supuesto que tenemos guías, ángeles y partes nuestras muy elevadas que están esperando tras esas puertas, mas ellos, no van a abrirlas por nosotros. Se requiere que demos ese paso y aceptemos la tarea de una vida cada vez un poco más consciente, más compasiva, más servicial, para que seamos realmente bienvenidos a otras moradas en las que somos colaboradores con el Espíritu y desde las cuales podemos cambiar no solo nuestras Vidas, sino las energías que tocarán y ayudarán al cambio del Planeta…y más allá.

Comencemos entonces en nuestras vidas de vigilia, esa tarea consciente que nos dará acceso a otras realidades y otros dones.

COMIENZA DONDE ESTÉS Y EN ÉSTE MOMENTO...NO HAY ACCIÓN PENSAMIENTO NI CIRCUNSTANCIA, PALABRA O SENTIMIENTO...QUE SEAN DE POCA IMPORTANCIA...

ELLOS...CONSTRUYEN UNVERSOS!

Tahíta

ASPIRACIÓN Y CONSTANCIA


*A quienes recién llegan les recomiendo leer los artículos anteriores publicados en éste grupo, que están numerados.♥

No somos seres tridimensionales, sino que actuamos en todas las dimensiones.Cuando dejamos el cuerpo al dormir, seguimos despiertos en otros planos, fuera de ese cuerpo físico. Los sueños son el recuerdo de esas vivencias.El trabajo en Sueños, es esencial hoy día. Especialmente porque los campos electromagnéticos están sobrecargados a raíz del uso excesivo de telefonía celular, WiFi, etc, porque el hombre vive corriendo y emplea mucho de su tiempo actuando de lleno en ésta dimensión densa, y porque el silencio y la meditación no tienen demasiado lugar en el día a día de la mayoría. Esos y otros factores hacen que la conexión consciente con nuestro maestro interno sea muy difícil durante la vigilia.

Lo paradójico es que muchos de quienes me escriben porque no obtienen resultados con su trabajo en sueños, pasan mucho tiempo e Facebook, o mirando televisión o haciendo vida social.

Entonces, voy a ser clara, como siempre he sido…el maestro (la enseñanza, la experiencia , la apertura), llega cuando el alumno está preparado…mas todos tenemos a ésta altura que estar preparados, solo que dormimos el sueño de la comodidad. La mayoría, como antes lo mencioné, han pasado de una religión asfixiantemente doctrinaria y rígida, a una parte del movimiento New Age que es muy dañina :la que proclama que nada es necesario hacer.

Siempre el camino intermedio es el adecuado…no son necesarias prácticas exhaustivas ni talleres ni movernos en diez caminos distintos, pero la perseverancia en algunas técnicas simples de reconexión son necesarias para la mayoría de nosotros, salvo que hayamos nacido ya con un don despierto que nos permita trabajar en otros planos a consciencia.

Quienes entran a éste grupo llegan cargados de sueños para contar o interpretar…eso, no es importante. Lo importante es abrir sus canales internos para que estar en otros planos y en éste, sea para su consciencia, casi lo mismo, con la diferencia de que en otros planos, no tenemos un cuerpo físico que cargar, que nos limita, y el ego permanece más atenuado, por lo tanto, somos más libres. Por otro lado, un sueño, no tiene como finalidad su interpretación, que la mayoría de las veces es mental…en esas experiencias, liberamos karma rápidamente, aprendemos en Templos de Sabiduría a los que no podemos acceder con el cuerpo físico, y comprobamos que para movernos en éste proceso de vida, en otros planos, no necesitamos el cuerpo físico.

Pero nada es gratuito, lo que recibes tiene que estar equilibrado con lo que das…es decir, puedo trasmitirles cuanto es necesario para que vayan por esas experiencias conscientes, mas sin su constancia y aspiración, nada lograrán. Alguien me dijo una vez…”hasta que tu aspiración por lo sublime sea como el agua en el desierto, no se te abrirán las puertas del saber y el poder”…mientras un aspirante no necesite esa agua espiritual y ese anhelo sea el motor que lo impulse, la mundanalidad tapará toda brecha que su alma trate de abrir hacia la libertad espiritual.

Y esa aspiración tiene que llevarles a una tarea simple pero constante. Algunos me han dicho “hice dos veces a la semana el mantra HU pero no pasa nada” (jaja) Perdonen esa risa…pues puede llevar meses y aún años abrir ese canal que cerraron con inconsciencia. Si piensan que dedicar 20 minutos al día de todo el tiempo,que emplean en cosas a veces sumamente innecesarias, es demasiado…no están aún aspirando a una vida consciente responsable .Es su elección. No se les pide dos o tres horas de prácticas estrictas cada día, como antes…pues siempre tuvimos que abrir con nuestra constancia esas vías, sino mucho menos. Mas si no están decididos a hacerlo todos los días hasta reconectarse con esas energías que esperan su apertura…no culpen a las herramientas, sino a la poca persistencia del que las olvida o las usa con desgano.

El discípulo está listo para las ilimitadas posibilidades de la Luz, cuando pone por sobre toda tarea mundana, la potente aspiración y la perseverancia para ir por los dones que le pertenecen, mas no al ego que desea permanecer en una zona de confort pensando que la espiritualidad es una mercancía a su alcance. Sean conscientes de que es necesario encender el fuego del espíritu, para realizar la alquimia en la cual podamos percibirnos y actuar como el ser multidimensional que somos.

El Maestro de los sueños, permanece siempre esperando su disposición y entrega.

LES ABRAZO SIEMPRE!!!

Tahíta-

SOMOS …IMPERFECTAMENTE PERFECTOS


El ego no es perfecto y nunca será perfecto. Podemos pasarnos toda la vida tratando de lograrlo, mas el trabajo con nuestra mente inferior, nunca estará acabado. Porque gracias a su perfecta imperfección llegan todas las lecciones…hasta que ya no tengamos que reencarnar…y entonces, se acaba ésta parte del juego y se inicia otra.

El ego no es lo que somos, pero lo creamos y no es desechable mientras trabajamos en éstos planos densos. La consciencia del ego es una ilusión, un creador de mundos ilusorios, transitorios…pero útiles, mundos de fantasía que creamos para sentirnos a salvo, protegidos, defendidos y para mantener nuestra identidad de “yo”, dentro del YO. Lo más duro es que creamos la película y luego nos olvidamos de que es sólo una película. Darnos cuenta de esto, nos posibilitará apagar de a ratos esa película y deslizarnos silenciosamente por la ranura de nuestra consciencia, para expandirnos y reconocernos más allá de ese pequeño “yo”.

Somos perfectamente imperfectos porque somos ambas cosas: plenamente humanos y plenamente Espíritu!

Contamos con un instrumento menor, la mente ego y con la Mente superior Divina. Pongamos a nuestro Espíritu a cargo de la conducción! Pongamos a nuestro ego a trabajar cumpliendo las directrices de la Conciencia Superior, nuestro Espíritu!

Ser humilde no significa negar nuestro verdadero ser, el Espíritu. Ser humilde significa que reconocemos que no somos la mente inferior o ego. Ser humilde significa que hemos despertado a la verdad de que compartimos un mismo Espíritu con todos los demás seres humanos, y a la vez nos manifestamos también con un ego.

Somos Espíritu infinito, eterno, nunca nacido, nunca muerto, omnipotente, omnisciente, omnipresente, lleno de potencial y posibilidades.

El Espíritu, nuestro ser real, comparte la Mente Perfecta (La mente Una). El Espíritu en el que tú y yo tenemos el ser, es siempre perfecto.

No es algo que tengamos que buscar, algo por lo cual luchar, desear, esforzarnos por alcanzar o trabajar. Es que ya está SIENDO!

Tampoco es cuestión de matar a nuestra mente inferior, crucificando al ego o tratando de alcanzar la iluminación. Es una simple cuestión, natural, de despertar a la verdad de lo que realmente SOMOS, abrazando sin embargo la multifacética función de ego, sin creernos la película. Cuando nuestra mente inferior está a cargo, lo único que podemos ver es la limitada oscuridad de nuestra realidad inventada. Cuando volamos por sobre la mente inferior, nuestros ojos se abren a la luz de la conciencia que existe eternamente e infinitamente en nuestro espíritu, el mismo Espíritu que compartimos con Dios (el UNO)…y desde allí podemos ver claro que tenemos que salirnos de la esclavitud constante de la mente inferior y sus creaciones…de a poco, hasta que la consciencia se expanda y lo abrace todo en la Unicidad.

Empecemos el día recordándonos, como espíritus, en el Espíritu, nuestro verdadero ser. Empecemos el día con la conciencia de que somos espíritu encarnado en un cuerpo físico, un increíble instrumento de alta tecnología de la divinidad. Podemos utilizarlo en un nivel muy bajo con el ego en el puesto de mando, o podemos dar continuamente, con la atención plena, el poder al Espíritu…AQUÍ Y AHORA. El tiempo es el instrumento del ego. Si lo logramos, rescatándonos de la línea de tiempo, mente, cerebro, órganos sensoriales comenzaran a servir de instrumentos espirituales, además de egoicos…y una infinita fuente de conocimientos comenzará a abrirse…a la par del corazón espiritual…no del que gime emocionalmente, sino el que abraza la totalidad de la vida del Espíritu.

Somos imagen y semejanza de Dios, una gota del océano…parte del Espíritu Santo que todo lo penetra. Podemos tomar las riendas del ego y ponerlas amorosamente en las manos seguras y estables de nuestro espíritu, nuestro verdadero Ser. Cuando el Espíritu está a cargo, el ego debe seguir los impulsos e inspiraciones de nuestro infinito potencial, y tenemos acceso a esas elevadas posibilidades espirituales…YA COMIENZAN A LLEGAR LOS DONOS…MIENTRAS VAMOS PERMITIENDO ABRIRNOS.

COMECEMOS SI AÚN NO LO HICIMOS…

1. Mudemos el poder desde el centro cabeza-mente al centro corazón-cuerpo, como base de datos.
2. Sintamos el dolor y los sentimientos distorsionados que han bloqueado el flujo natural de nuestras e-mociones: sentir el dolor no nos mata, nos libera!
3. Hasta que no permitamos que nuestro corazón se limpie, purifique, y transforme, no tendremos un claro y libre acceso a nuestro Espíritu, el verdadero Ser.
4. Abramos más y más el corazón y soltemos los viejos sentimientos.
5. Respiremos Espíritu, Respiremos Verdad… la Vida Respira, respiremos Luz!
6. Relajémonos, aquietémonos, sabiendo lo que en realidad somos: Espíritu disfrazado de Humano!
7. Inspirémonos yendo profundo y en silencio. De allí obtendremos el combustible…SIEMPRE
8. Descansemos en ese silencio y quietud de nuestro verdadero Ser interior
9. Hablemos desde nuestra Presencia interior. Escuchemos desde nuestra Presencia interior. Actuemos desde nuestra Presencia interior. Amemos desde nuestra Presencia interior
10. Seamos conscientes de la CONSCIENCIA…Una e infinita en la que SOMOS.

Estemos presentes desde lo más profundo, lo más expandido de nosotros.
En este nivel más profundo de nuestro Ser, DIOS Y NOSOTROS SOMOS UNO…COMO LO ES POR TODA LA ETERNIDAD!

MI CORAZÓN LES ABRAZA!
Tahíta

SIENDO NUESTRA PROPIA LUZ...Iluminación es Unicidad ♥


Después de casi medio siglo de enseñanza, el Buda estaba por partir a otros planos de existencia rodeado de sus discípulos. Llorosos le preguntaron, "Bendito, ¿quién será nuestro maestro ahora? ¿Quién nos guiará? ¿Cómo vamos a alcanzar la iluminación sin tu ayuda? "

Las últimas palabras de Buda fueron: "Sé tu propia luz."

Todos los que habían seguido sus enseñanzas lo comprendieron.. La Verdad es la luz. Busca la verdad, y la verdad te hará libre. Libre de sueños .

Cuando Siddhartha Gautama "despertó", fue reconocido como "El Despierto", un Buda. Él era su propia Luz..

Cada uno tiene su propia luz. Dentro de cada uno de nosotros duerme el resplandor de la memoria de lo que realmente somos, de dónde venimos y hacia dónde vamos. En esta luz, el sonido de la verdad puede ser oído, claro como la campana de un templo. En un momento, ocurre una comprensión total y comienzan a llegar las respuestas a nuestras preguntas. Todo se nos acomoda exactamente como debe ser y percibimos una razón divina para todo. Nos desbordamos en un sentimiento de profundo amor y gratitud.

A lo largo de la historia, las personas han experimentado la iluminación, una iluminación gradual, o una repentina que revela una realidad más amplia. Por un momento, una hora, un día, un año, florecemos plenamente, y nos abrimos para recibir la Luz. Ésta es la experiencia de la iluminación, distinta para cada quien, por eso, poco explicable con palabras.

Es un despertar de la conciencia en el que somos total y definitivamente conscientes de que todo está conectado. Se puede sentir como una resonancia repentina, como la vibración de la energía de la vida a nuestro alrededor. En un instante, dure lo que dure ese estado, lo sabemos todo intuitivamente, nos sentimos parte de todo. Las preguntas y dudas desaparecen, y sólo el Universo como es, permanece.

Puede llegar a través de la meditación, la música, la jardinería, el contacto con un animal, o en una experiencia cercana a la muerte. En cualquier momento puede producirse. Siempre está ahí. Es un estado de consciencia al que nos abrimos por instantes, años o vidas. Llegaremos a estar permanentemente en ese estado cuando ascendamos nuestras energías lo suficiente. Mientras, suele ser un florecimiento breve, como el de la flor que se marchita a poco de abrirse a la consciencia del sol.

El Buda se dio cuenta de que todo está conectado. Solo existe el UNO. La separatividad es una ilusión. Los Devas que ayudaron a crear el Universo tendieron una red infinita en todas direcciones. Ataron una perla en cada nudo. Cada átomo que existe es una perla. Cada pensamiento, cada ser, cada emoción, cada momento… son perlas. Si nos consideramos en el Uno, todas perlas están reflejadas él. Como un holograma, cada perla contiene toda la imagen. MARAVILLOSO!...Cada gota contiene la esencia del océano….cada perla es DIOS.

La ciencia moderna ha confirmado la existencia de una membrana misteriosa, integrada al Universo, que trasmite información a todo sitio de ese universo, al instante. Los físicos llaman a esta interrelación, "entrelazamiento cuántico." Albert Einstein la describió como "acción espiritual a distancia", porque nada conocido en ese momento podía viajar más rápido que la velocidad de la luz. Causa y efecto parece que se entrecruzan en esa trama, en el mismo momento.

Einstein llegó a la misma conclusión que el Buda: "Un ser humano es una parte de un todo llamado por nosotros 'Universo', una parte limitada en el tiempo y el espacio, que se experimenta a sí mismo, sus pensamientos y sentimientos, como algo separado del resto, en una especie de ilusión óptica de la conciencia". Esta ilusión es una prisión para nosotros, ya que nos restringe a nuestros deseos personales y limita nuestro Amor a unas pocas personas cercanas a nosotros. Nuestra tarea es: liberarnos de esta prisión ampliando el círculo de comprensión y de compasión para abarcar a todas las criaturas vivientes, y a lo que llamamos “objetos”, que son parte de ésta trama maravillosa de la Vida, en diferentes estados de consciencia.

Todos tenemos nuestro propio itinerario en la vida, las palabras de otra expresión de vida que resuenan con la verdad, pueden ser el comienzo de la Luz en nuestro camino, para eso estamos todos interconectados, encendiendo nuestra luz como libélulas en una noche de verano…otras ven esa Luz, se acercan y ven “cómo lo hicimos”…y no nos arrebatan nuestra Luz, sino que se valen de su propio don para encender la suya. Esa es la que en esencia le pertenece…mas al ser perlas de un mismo entramado, la de cada quien es a la vez de todos y de nadie. Solo ES.

No neguemos nunca lo útil de la Luz que nos llega a través de numerosos canales, si vibramos con ella, mas permitámonos recordar cómo florecer a nuestro propio modo, como encender nuestra Luz, y seguir, sin ataduras, sin separatividad y a la vez sin convertirnos en seguidores de nadie.

Si somos Uno ¿ a quién seguimos?

Recuerda conmigo, mas…SÉ TU PROPIA LUZ!!!

EL HOLOGRAMA DE LA VIDA ES UNA ÚNICA LUZ REFLEJADA EN CADA NUDO O PERLA DEL SER UNO.

Mi corazón les abraza!

Tahíta

BENDITO FUEGO!!!


Hace unos años ante las inundaciones que estabamos experimentando en muchas partes del planeta, los titulares de los periódicos enunciaban..”Maldita Agua!”.

Los no más inspirados y consciente medios, hoy, ante los incendios forestales titulan…”Maldito Fuego!

¿Se animarían a poner “Maldita Inconsciencia humana”?

Ojalá, por consciencia, ni siquiera usáramos una maldición, y comenzáramos a ser conscientes del poder de las palabras, de la intención que se lleva a millones de mentes, y de la responsabilidad que siempre volcamos en la naturaleza, a la cual deberíamos agradecer por sus elementos, amar y proteger, como, evidentemente no lo estamos haciendo.

La mayoría de los incendios sino todos, los producen los humanos, por la causa que sea: imprudencia, limpiar campos, venganza hacia otro vecino, descuido o indolencia. No por eso nuestra actitud tendría que ser maldecirlos. ESA PALABRA TENDRÍA QUE BORRARSE DE LA BOCA Y CONSCIENCIA DE TODO HUMANO CONSCIENTE.

Mucho más, considerando que la Tierra nos sirve de sustento y de ella depende nuestra vida física, es una actitud desagradecida y ciega maldecir sus elementos, a los que seguramente hemos ayudado a cocrear en todas sus facetas, creativa, sostenedora y también destructiva. Todas tienen un porqué y un propósito, lo veamos o no.

¿Maldecir el agua y el fuego?...Entonces mañana un viento huracanado se lleva nuestra casa y maldecimos el aire, al que pertenece el viento, y que nos permite respirar y estar aquí…y otro día un alud de Tierra tapa un pueblo y maldecimos la misma Tierra. Qué poco amorosos, considerados y agradecidos somos!…Cómo varía nuestra intención según lo externo nos toque!…eso quiere decir que nuestro proclamado Amor por la Tierra no es Incondicional, sino que está ligado al interés y al vaivén de nuestro ánimo…como un niño “Te quiero si me das golosinas y no te quiero si no me las das”

Cuan más edificante sería tomar responsabilidad por lo que ocurre en nuestro Planeta sustentador de Vida, reconsiderar lo que en ella estamos haciendo, poner cada día una gota más de consciencia y amor, asumiendo las experiencias que nosotros mismos, como humanidad provocamos.

BENDITA AGUA!...BENDITO AIRE!...BENDITA TIERRA!...

BENDITO FUEGO!!!

MIL VECES BENDITO FUEGO!!!...el que calienta nuestros hogares, el que permite que cocinemos nuestro alimento, el que en otros planos crea la electricidad, el que aún el esferas más elevadas es el principio ígneo con el que luego trabajan los Agni Devas o devas del fuego …no solo para crear en lo físico eso que llamamos fuego…sino para moldear las formas que son origen de Universos enteros….Bendito el Agni que existe en cada una de nuestras células, en cada dimensión y plano…y que surge de LA CHISPA DIVIVA…QUE ES FUEGO!!!

BENDITO FUEGO!!!...por sobre todas las lamentaciones humanas que solo ven lo que conmociona su parte más pequeña, sin salir de esa ignorancia primitiva e infantil que consiste en esconder la mano y desligarse de la responsabilidad de asumir que direccionamos la tarea de los elementos, según nuestra consciencia se manifieste en cada acto, palabra e intención en la vida.

BENDITO FUEGO!!!

ASÍ SEA Y ASÍ ES!

Tahíta

MERMELADA Y COLUMPIO - por Tahíta


11 de setiembre de 2013 ♥

Los días anteriores, nos impulsaron vertiginosamente a un ritmo tan evolutivo, que nuestros cuerpos lo han leído como .TREMENDO!!!

Hasta el famoso día en que venus fue tapado casi por la luna en un eclipse que observamos festejando esa hermosa visión celestial, todos nuestros asuntos se nos pusieron del derecho y el revés. Se me semejó a que alguien quería sacar del frasco toda la mermelada pegada y estaba usando cuanto método encontraba. ¿Recuerdan como lo hacíamos de niños?,…dábamos vuelta el frasco, golpeábamos en el fondo, metíamos el dedo dentro para pasarlos por los bordes y llevarlo luego a la boca…y finalmente buscábamos una cucharilla y hurgando dentro, raspábamos lo que quedaba para apropiárnoslo… sin contar que luego nuestra mamá llenaba el frasco de agua y lo agitaba para limpiarlo y dejarlo listo para la próxima mermelada. Bueno…así sentimos algunos nuestras energías y nuestros “envases” éstos días, golpes por aquí, sacudidas por allá, raspadas y el agua de las emociones tratando de limpiar los residuos más pegados con un agitar continuo. Y es que el Universo ha decidido que tenemos que preparar nueva mermelada energética, y que los “envases” tienen que limpiarse y limpiarse antes de poner esa nueva carga, para que no se malogre.

A partir de ese eclipse, en el cual seguramente Venus, con la gran cuota de Amor incondicional que lo caracteriza, se oscureció, pasando él también por una mengua con respecto a la energía enviada a la Tierra, entramos en una especie de relax. Recuerdo que el día del eclipse, mi hijo me dijo que no quería comer pues era uno de esos días “raros”…cuando él llama así a un día es que las energías son intensas y le impiden hasta alimentarse. Al otro día me levanté con gran paz…como si todos los conflictos que en la semana se removieron totalmente hasta coronarse en finales, algunos abruptos otros no, hubieran dado paso a un período de sosiego y tregua en el que resbalaba todo lo que se percibía y lo por llegar. Cuando el gran medidor de energías, mi hijo, se levantó y asomándose a la puerta trasera me preguntó ¿cómo percibes hoy el día?...para estar segura que de que no era solo mi “calma después de las tormentas” le repregunté…¿cómo lo percibes tú?...Y él lo sintetizó diciendo…Paz!!!

Bueno…que un adolescente, despierto o no, con esa movilización hormonal, parecida y a la vez tan distinta a la de nosotras las “niñas” menopáusicas afrontamos a diario, te diga PAZ!...es que realmente es PAZ…pues hasta sonrió al decirlo.

Todo éste juego que les hago tomándome con humor el movilizador columpio en el cual se nos impulsa por detrás, a veces con suavidad y otras con gran potencia, es para que se sonrían conmigo un momento, entre mareo y mareo, o jaqueca, o cuanta cosa pueda haber quedado aún dando vuelta en sus cuerpos, como una especie de resaca post-festejo. Aunque sea solo el cosmos el que sepa la verdadera causa de ese festejo que acordamos seguramente hace tanto…que ahora ni siquiera nos acordamos de que en realidad no somos los invitados sino los anfitriones…y que esas energías que juegan dándonos vuelta la vida, cambio climático incluido ( tengan presente que estamos en Argentina aún en invierno y es tan insoportable el calor, que estoy escribiendo, al levantarme, sin demasiada ropa encima) las organizamos en ésta impredecible fiesta sorpresa a en la cual tenemos que tolerar que nos agasajen arrojándonos arroz, harina, jugándonos bromas pesadas….y todo lo que puedan energéticamente imaginarse, como en cualquier festejo, cumpleaños, despedida de solteros, etc.

Lo que en síntesis quería decirles, después del panorama humorístico, es que disfrutemos de este mínimo trecho de relax energético, porque se nos limpia para esa nueva mermelada que aún no sabemos a qué sabrá, y cómo le asentará a nuestros amados envases. Porque en realidad, no nos queda otra postura que la aceptación, la FE y el tratar de conservar la coherencia, el humor y el AMOR sea que se nos empuje suavemente o con fuerza el columpio, y sea cual sea el sabor de la nueva mermelada

Así sea!!!. Lo demás solo nos llevará a la queja, la amargura, la nostalgia de otros tiempos, y no a LO QUE ES.

LES ABRAZO DESDE EL CÁLIDO FINAL DE INVIERNO DE CAPILLA DEL MONTE!!!

Tahíta

sábado, 7 de septiembre de 2013

NUESTRA FAMILIA…NUESTRA TAREA


Es la más difícil, y la que más pasamos por alto, creyendo que tenemos que llegar a descubrir la gran “misión” de nuestra vida. Sin embargo, nunca se nos revelará una misión de gran envergadura, si no trascendemos el campo de aprendizaje cotidiano, del cual la familia es el sector más importante.

La familia, es el espejo que nos recuerda lo que aún tenemos por trabajar…por eso nunca elegimos a nuestros amados entre los que concordamos a la perfección humanamente, sino lo contrario, pues ¿dónde estaría la tarea entonces? Y aquí, a la dualidad, vinimos en tarea. No siempre en misión.

El mayor escollo que enfrentamos en la familia es la incomunicación. Hoy y siempre…y cuanto más aparatitos diszfrazados de comunicación introducimos en nuestra vida, más se dificulta la comunicación real.

Estar comunicados es poder transmitir y mostrar a los demás lo que somos, tanto lo luminoso, como lo más sombrío. Significa estar abiertos para poder aceptar del otro, asimismo, hasta su sombra…y desde esa apertura poder amarse, respetarse y comprenderse. Sea una pareja, un hijo, un padre o madre, un hermano. No se trata de una afinidad o falta de afinidad de las personalidades, sino de una comunicación que para ser realmente efectiva, tiene que lograrse a nivel de las almas de cada quien, y no es muy fácil, ya que seguramente cada miembro de la familia está en distintas etapas del proceso evolutivo. Pero podemos lograrlo.

Hay muchos factores que nos hacen permanecer incomunicados. Uno de ellos, el principal, sino el único, es el ego. Que no es ni bueno ni malo. Es una parte nuestra, una vestimenta que tenemos que ponernos para individualmente experimentar la dualidad: un instrumento…por eso, lo inadecuado es que el instrumento sea el que maneje las situaciones. Tenemos que quitarle de ese papel, y estar siempre al mando o al menos el mayor tiempo posible, para que el ego, que se alimenta de conflictos no haga de nuestro entorno familiar un campo de batalla.

El ego nunca querrá ser el que pida perdón, ni el que reconozca una falta o un mérito en el otro. Porque ama los juegos de poder, y no se interesa en validar a los demás, en considerar ni ser amoroso, como es necesario en toda relación. Por eso, ser conscientes del lugar que tenemos que darle nos evitará mucho sufrimiento. El cultivo de la humildad, la atención y la apertura del corazón son cosas que tenemos que considerar y comenzar a acceder, si queremos armonía familiar. Acceder a ellos antes de que, montados en la soberbia, llenemos nuestras vidas y las de nuestros amados de amargura, resentimiento, culpa y dolor emocional.

No tenemos que luchar con nuestro ego, sino espiritualizarlo. Para ello, un estado de consciencia cada día más alerta lo pondrá al servicio del alma, y podremos contarlo como aliado, y seguir la guía del Espíritu, no de la personalidad cambiante y caprichosa.

Otro factor que tenemos que considerar es la victimización. Creernos que siempre somos víctimas de los otros, y tendemos a culparlos por nuestras frustraciones, en lugar de tomar 100% de responsabilidad sobre nosotros mismos. Esto no quiere decir dejarnos victimizar por los demás, sino asumir nuestra parte en la relación.

Es imprescindible practicar la empatía, es decir, ponernos en el lugar del otro. Tratar de comprender como se siente en su rol en determinada situación, y abrazarle en amor, percibiendo realmente su posición interna y externa. La compasión emana simplemente y a raudales, cuando así lo hacemos, lo que no siempre significa justificar un comportamiento torcido, sino simplemente, comprenderlo y acompañar respetuosamente ese proceso. Todos compartimos en realidad los mismos dolores y recibimos heridas similares, por lo que no es tan difícil hacer ese acompañamiento amoroso.

El maestro Thich Nhat Hanh asevera con razón que gran parte de los problemas en todas las relaciones surgen de no escuchar al otro. Escucharle de verdad, no estar pensando ya en responder sin haber concedido al otro el tiempo y la atención necesarios. Si atendemos: sentimos. Si la mente está pensando una respuesta o reacción, nos perdemos ese hilo dorado de comunicación que nos hermana y nos hace Uno.

Existen muchos otros factores que tendremos que examinar y desterrar. Por ejemplo, no aceptar al otro como es y estar constantemente tratando de cambiarle, sea hijo, padre, hermano o pareja…y de allí derivar en juicios, en comparaciones con lo que creemos que debe ser. Todos somos portadores de distintos aspectos de la verdad, y cada aspecto tiene que respetarse al menos y dejar que cada quien experimente con la Verdad. La humildad de nuevo es parte de éste juego, y con ella, podemos sortear éstos escollos.

No desperdiciemos el campo inmenso de experimentación, aprendizaje y co-creación de energías luminosas que es la familia. En un planeta como éste de segundo rayo, o sea el rayo del Amor incondicional…¿qué creen que venimos a aprender, experienciar y expandir sino ese Amor Incondicional? El tiempo de cada encarnación es tan corto como para derrocharlo en otra cosa que no sea el aprendizaje consciente de ese principio…y ¿dónde lo haremos sino en el día a día y con los seres más cercanos? Ellos son la familia que elegimos para dar este salto de Amor que necesitamos y sin ellos…no hay aprendizaje ni graduación.

Aprender a pasar por alto una palabra, una actitud, una falta que es, ante lo esencial, una migaja, y solemos ponerla bajo una lupa y convertirla en enorme motivo de peleas y derroche de energía que nos desgastan y desgasta a los otros.

Qué desperdicio!!!

Pesemos cómo actuaríamos con el otro si supiéramos que es su último minuto en nuestras vidas. Y actuemos en concordancia con ello.

Consideremos también el acuerdo amoroso que como almas hicimos unas con otras para desempeñar esos roles, para recobrar el recuerdo de ese amor esencial que somos, y que dejamos colgado en un perchero tantas veces, cuando entramos a nuestros hogares a contender por los derechos y deberes de cada quien, en lugar de dejar colgado allí al ego, y ponernos la túnica de la incondicionalidad, la paz, la serena atención, la comprensión, la humildad, la tolerancia, el respeto, la LUZ…que mengua cada vez que la sombra de un conflicto se agranda en complicidad con esa desatención y somnolencia esencial que nos hace permanecer dormidos ante lo que nos llama desde lo más profundo, tocándonos las alas para decirnos…RECUÉRDATE…RECUERDATE UNO CON TODO LO QUE ES.

RECUERDATE UNO CON TU SER CERCANO, CON TUS VECINOS, CON TUS EMPLEADORES O EMPLEADOS, CON EL ARBOL, CON EL HERMANO ANIMAL, CON EL ANGEL, CON LA SOMBRA…

RECUÉRDATE UNO, Y VIVE EN PAZ!!!

LES INVITO A REFLEXIONAR Y A RECORDARSE EN SUS HIJOS, MADRES, PADRES, PAREJAS, HERMANOS…

LES ABRAZO EN EL UNO!

Tahíta

LA TRISTEZA , LA RESPONSABILIDAD Y NOSOTROS


Estas últimas semanas se nos zarandea de un estado a otro por potentes energías que llegan. A algunos los hacen más violentos, a otros los hacen más sensibles, a unos pocos los hacen más fuertes, aceptando y sosteniéndose en el convencimiento de que todo es necesario y que nos refleja. Es en última instancia, una toma de responsabilidad y consciencia.

Las energías son tan intensas, que mi cabeza, por ejemplo es recorrida por una especie de tensión que sube y baja por los canales energéticos provocando sensaciones ora de tensión, ora de agotamiento. Otros, tratan de soltar esa tensión fuera, volcándola en conflictos y violencia, aunque sea verbal. Es importante no dejarse llevar por la tensión, sino centrarse y relajarse, recordándonos.

Los acontecimientos externos nos reflejan. ¿Creen que la Guerra en Siria y la matanza de Delfines en las costas de Japón no lo hacen? No podemos ser hipócritas al respecto. Los que abrazamos el camino evolutivo en el que todo ser humano está, a consciencia, nos hemos visto arrasados por noticias que nos devastan. ¿Creen que hace treinta años no se mataba a esos delfines o no había guerra en los mismos países una y otra vez, según su propia elección? Sí…se mataba a los delfines y había guerra. La diferencia es que muchos se encargan de ponernos eso constantemente en nuestra mente a través de los medios de comunicación y redes sociales. Está correcto. Hay un Poder mayor observando cada paso que cada ser en evolución da. Lo que tenemos que cuidar es no caer en manos de desgarradoras emociones…si no estamos preparados para no crear más drama, no sigamos alimentándonos de esos medios. Entremos en el silencio, en la oración, en lo que sintamos, y abracemos la situación que sea.

Ayer, como casi nunca hago, estuve en las redes sociales para observarlos y observarme. Muchos de ustedes pusieron fotos contra la guerra y la matanza de los delfines..Todo eso, lo estamos provocando nosotros. Así de simple.

Una de las fotos que circuló era un cartel referido a la guerra…la pancarta decía, negando y contrariando las palabras del maestro Nazareno…”Padre, no los perdones porque sí saben lo que hacen”. Una persona despierta no debería propagar ese cartel. Pues lo que Jesús decía…PADRE…PERDÓNALOS PORQUE NO SABEN LO QUE HACEN…es tan actual como hace 2000 años. ¿creen que quienes matan en una guerra o masacran delfines están despiertos como para saber lo que hacen? No…pero eso no los hace peores que nosotros, que nos desgarramos las vestiduras, sin comprender que todo eso nos refleja y que solo cuando no tengamos ni pizca de violencia y agresividad dentro, podremos ver fuera reflejada esa no violencia que tanto proclamamos.

Ojalá tengan de valor de seguir leyendo los que les acerco, pues es lo que me han inspirado a decirles y a tocar sus corazones muy profundamente.

¿Cuál debería ser nuestra actitud ante éstos hechos? Primero, saber que todos estamos implicados y no juzgar ni desear el mal a nadie, a ningún ser. Podemos orar, meditar, entrar en el silencio, mas abriendo el corazón al amor incondicional y la compasión hacia todos los implicados, aparentes víctimas y aparentes victimarios. Muchos seres han venido a sacrificar su forma física, humana o animal, para que sintamos lo que sentimos y el dolor traiga a la compasión a flote. A la compasión…no al rencor, al odio o al juicio. Aceptación es la clave…no resignación. Aceptación…y que ella nos lleve a cambiar por dentro para que fuera se refleje ese cambio.

Voy a ser más dura con respecto a la matanza de los defines. Millones de ellos siguen siendo muertos así como ballenas y tiburones…no solamente los miles que se matan esta temporada. Los matan para ponerlos en latas de alimento que todos comen en oriente y occidente, sin culpa. Claro, la lata para todos no es un delfín o una ballena viva sangrando, y el famoso cartílago de tiburón que tantos compran para sanarse de los problemas de huesos…ni lo asocian con la muerte de miles de tiburones. ¿No sienten dolor ni indignación al comerlo o al usar el cartílago por el cual se matan a los tiburones?

Vayamos más adentro aún…¿ustedes no han visitado ni visto en video cómo se matan a millones de animales que alimentan a los que no son vegetarianos? Cuando subo aquí una nota sobre la importancia para la ascensión que tiene la compasión…la compasión que significa también renunciar a comer a nuestros hermanos… casi nadie comenta el artículo, lo que me lleva a deducir que vestidos de espiritualidad aún son la causa de la muerte de los millones de seres, por no quitarlos de su plato. Tampoco yo estaría en ley si por eso los odiara o los creyera peores que yo. Les amo, les comprendo su etapa de difuso despertar…les honro…mas sí tengo que hablares de todo esto para que abran sus corazones y dejen de practicar la hipocresía, aún inconscientemente. Lloran y salen a proclamar repudio por la muerte de los delfines…pero no así por los millones de animales cuya muerte propician quienes siguen comiendo carne animal. ¿Comprenden?

Entonces…céntrense en su corazón espiritual, no en sus emociones éstos días y los siguientes. Mediten, oren, reflexionen o salgan con pancartas activamente a protestar por lo que les duele…mas tomen la responsabilidad interna de reconocer que es lo que creamos, lo que nos refleja…y traten de llevar la compasión a sus vidas, a su alimento, a la tarea que creen tener como seres que están despertando. Es ese despertar el que provoca el dolor y la indignación…y es lo correcto. Más no entremos, ninguno de nosotros en la hipocresía de rasgar nuestras vestiduras por un hecho aislado, cuando día a día se transgrede constantemente la Ley del Amor y de la no violencia, no solo en Japón o Siria, no solo fuera, sino dentro de nuestras casas, de nuestros corazones…de nuestra consciencia.

Abracemos como podamos lo que llega, y que el cambio provenga del interior de cada ser que está despertando y al decir NO!!!...no solo sea ante lo que los demás muestran…sino a lo que dentro seguimos conservando con justificaciones poco luminosas.

MI CORAZÓN LES ABRAZA…LA TRISTEZA ES UNA HERRAMIENTA DE CAMBIO TAMBIÉN…LA INDIGNACIÓN…EL DOLOR.

SOSTÉNGANSE EN AMOR Y REFLEXIONEN COMO PODEMOS CAMBIAR NUESTRO REFLEJO FUERA.

TODOS SOMOS UNO COCREANDO JUNTOS!