sábado, 31 de diciembre de 2011

AL TERMINAR EL AÑO…HACIENDO LUGAR PARA LO NUEVO!!!



Como es adentro,es afuera…y viceversa…por eso es más fácil,para  dar paso a toda la Energía que queremos recibir…comenzar fuera para reordenarnos dentro.

Funciona….Doy fé de Ello. Por eso, les dejo éste escrito muy apropiado pára iniciar el año LIMPIANDONOS!!!

Si no lo pueden hacer ahora…lo hacen después de Iniciado el Año ♥

                            


 El lugar donde vives y los elementos con los que te rodeas tienen su efecto sobre tu conciencia.
Si te has rodeado de recuerdos de tu pasado personal, es menos probable que avances rápidamente. Algunos elemen­tos del pasado pueden inspirarte. Manténlos. Otros elemen­tos de tu pasado pueden contener memorias o activar emo­ciones que te deprimen. Deshazte de ellos. Suelta la negatividad del pasado.

Limpia tu casa. Haz del lugar en que vi­ves un lugar en el que te sientas energizado y vivo. Rodéate de cosas qué te inspiren, que le traigan alegría. Sería mejor vivir en una habitación vacía, que puedas llenar con tu pro­pia conciencia, que vivir rodeado por cosas que —no impor­ta cuán levemente— te depriman.
Hazte un propósito de recorrer tu casa, tu oficina, tu lu­gar de trabajo, tu auto y cualquier otro lugar físico donde pa­ses tu tiempo. En cada uno de estos lugares concentra tu aten­ción por un momento en cada elemento que te rodea. Pregún­tate qué pensamiento, qué emoción o sentimiento ese elemen­to provoca en ti. Si te inspira, te eleva o te alegra, manténlo. Si es neutral y útil desde un punto de vista práctico y te permite avanzar o facilitarte la vida o hacer tu trabajo más eficiente, manténlo. Límpialo. Hazlo atractivo a la vista.

Pero si un elemento —no importa cuán útil o práctico sea— te deprime, te recuerda una experiencia negativa, o te conecta con una persona por la cual sientes alguna animosi­dad o alejamiento, deshazte de él. Limpia el lugar en el que pasas tu tiempo. Haz una lista de elementos que quieras o necesites para hacer que un lugar particular se vuelva más compatible con una actitud positiva y un eficiente método de funcionamiento. Sería mejor prescindir de elementos que uno desea, que tener cerca elementos que deprimen tu conciencia.

Este ejercicio también demostrará que tú creas tu entor­no. Es decir, tú creas tu realidad. Cada vez que eliminas un objeto que agobia tu conciencia te liberas. Tú creas la opor­tunidad de llenar una parte de tu conciencia de alegría en vez de llenarla con negatividad de cualquier tipo. Es impor­tante mantener las áreas que habites limpias y ordenadas. Esto libera tu mente consciente para la actividad creativa.

Es mejor simplificar tu entorno en vez de mantenerlo en desorden. Tu conciencia se hallará tan desordenada como tu entorno.  A medida que pases por cada lugar donde pasas tu tiempo, pregúntate cómo te sientes allí, qué podrías hacer, qué podrías cambiar para hacerte sentir más cómodo, más vivo, más inspirado en ese lugar. Luego hazlo.

Puede ser que a medida que elijas sacar cosas de tu entorno, te des cuenta de que hay cosas incompletas en tu vida. Puede que tengas libros en tu biblioteca que pertenecen a otro. Devuél­velos. Puede que encuentres cosas que estén rotas; arréglalas o tíralas. Puede=ser que encuentres cartas que no has contes­tado. Contéstalas. Puede que encuentres proyectos que ini­ciaste y nunca terminaste. Si estos proyectos te inspiran y te dan alegría, complétalos. Si no, dáselos a otra persona a la que inspiren y deja que ella los complete. Y si no, deshazte de ellos.

Puede que necesites hacer una lista de comunicaciones para dar a personas en tu vida. Puede que encuentres cosas a tu alrededor, cosas en tu entorno que nunca realmente apreciaste o reconociste. Escribe en tu lista agradecer a tu madre por las medias que te envió, o a tu padre por ense­ñarte a usar el equipo de música.

Puede que encuentres co­sas negativas que deben ser comunicadas para liberar áreas de tu conciencia, que necesites recordar y felicitar por cum­pleaños o aniversarios que olvidaste, que debas devolver co­sas que robaste, pagar cuentas o deudas que olvidaste. Haz una lista y sistemáticamente cumple con lo que anotaste en ella. Ocúpate de cada cosa. A medida que lo haces, estarás liberando áreas de tu conciencia para la creatividad y la ale­gría.

El completar viejos proyectos, ya sea concluyéndolos o descartándolos, crea espacio para nuevos proyectos, nuevas ideas, para que una nueva creatividad fluya a tu conciencia.

Examina cuidadosamente el área del dinero. El dinero es energía. Es símbolo del flujo del dar y recibir entre los hu­manos. Si hay áreas del flujo que están bloqueadas, estás bloqueando el flujo de dinero en tu vida. Haz una lista de las deudas a pagar. Si no puedes cancelar tus deudas ahora, comunícate con el acreedor de tu deuda y haz un arreglo acerca de cuándo será cancelada. Luego mantén tu promesa. Si no puedes mantenerla, comunícate nuevamente y rehaz la promesa. Manténla limpia.

Es posible que silenciosamente te hayas prometido algo —un nuevo paragolpes para tu auto, un cosmético, un nue­vo vestido, unas vacaciones— inclúyete en tu lista de acree­dores. Si hay algo que ya no deseas, reconócelo y elimínalo de tu lista y de tu conciencia. Si te has prometido dejar de fumar, deja. Si te has prometido hacer ejercicio, hazlo. Si te prometiste un día en las mañanas, tómatelo o planéalo para cuando sea conveniente para ti, o si te das cuenta de que ya no quieres ir a pasar un día a las montañas, pues deshazte de la promesa,

Haz una lista de cosas para tu auto: ya sea mantenimien­to, reparaciones o mejoras. Luego comienza a tachar cada ítem a medida que vas cumpliendo con lo anotado. Haz una lista de áreas de tu salud de las que te has estado prometien­do ocuparte. Concerta la cita con el dentista. Examina tus ojos. Pon al día tu seguro. Una vez más observa esta área en términos de mantenimiento, reparación y mejoramiento.

Haz aquellas cosas que has estado deseando hacer.

Consulta a un nutricionista. Busca un pedicuro. Lo que sea para ti. Haz una lista y comienza a planificar el tiempo y el dinero para completar cada ítem en tu lista.
No es egoísta ocuparse de uno mismo. A medida que limpias tu entorno, tu cuerpo, tus relaciones, estás creando espacio, estás liberándote al liberar tu conciencia. Estás abriendo la puerta para que la creatividad fluya en tu vida. Estás liberándote para avanzar en tu misión sobre el planeta. Estás limpiando tu vida para poder contribuir con otros más plenamente y además sentir gozo.

Tú, como una chispa de luz, eres Conciencia Pura. Es más sencillo para ti el conocerte cuando el espacio a tu alre­dedor está despejado, cuando tus relaciones son plenas.
No es fá­cil comenzar a aceptar la Verdad de quién eres.
A medida que te transformes a ti mismo, estarás dando un paso fuera del punto de vista normal de la sociedad. Te experimentarás a ti mismo mucho más allá del yo con el que te estás identifi­cando en este momento.

Quién eres realmente es mucho más grande que esto.

Eres en realidad una chispa de Dios que re­fleja y expresa a Dios, rodeada por partes de sí misma.

                                

Me da muy buenos resultados una total limpieza en mi vida..cuando las cosas se embrollas, complican o confunden.
Aunque no sea su caso…tal vez quieran hacerlo para dar lugar a las Nuevas Energías en su casa y su vida…lo viejo tiene que dar lugar a lo nuevo
Consejos adicionales de los maestros para estos tiempos
Sahumerios de Rosa…para abrir y sanar el corazón,y esencia de Rosa-
Beber infusión de Valeriana (puajjjj)…pero es maravillosa para  el cuerpo emocional….como la pasiflora-

Y encender muchas velas en el hogar…no por ritual…que no necesitamos…el Fuego físico limpia totalmente los ambientes,los purifica de energías y  propende a que nuestro Fuego Interno o Agni…comience a purificarnos,por analogía. Si no tienen velas…sahumerios..mas tengan siempre velas naturales, de miel, aromáticas o no..porque el valor está e la llama y en los Devas del Fuego que acuden a la purificación…sin que los llamemos…solo con una vela♥

CHRISTMAN ♥



En esta época del año nos encontramos repasando las experiencias transcurridas y también sembrando intenciones para el año venidero.

Al hacerlo, no sintamos decepción o desilusión por no haber alcanzado algo que teníamos como meta, o por lo que no se cumplió.

Vivamos en el Momento del Ahora…que es donde se encuentra la paz y la tranquilidad interior.

No hay ninguna guerra en la mente del guerrero pacífico.

No importa que desde fuera nos lleguen noticias de guerras en éste plano en que la sombra aún proyecta sus manejos.

El fin de este año es muy importante ya que arriba en el año 2012, al que tanto hemos estado esperando.

Mucha expectación tenemos al respecto,por tantas profesías y escritos que nos han inundado.

También mañana mismo tenemos acompañándonos las energías cósmicas de la Navidad…y si me permiten un juego de palabras en en inglés..tenemos que esperar “Christmas” (Navidad)…siendo “Christman”(un Cristo Humano o un Hombre Crístico)…ésta palabra está siendo usada por los Servidores de la Luz de habla inglesa…CHRISTMAN…CRISTO HUMANO U HOMBRE CRISTO.

Cuando se bajó a la Tierra la celebración de la Navidad, cosa que no cocurrió hace tanto tiempo, se pensó en la misma como un tiempo de ir al interior, encontrando al Espíritu dentro.

La quema de los árboles, que se llevaba a cabo en muchas culturas (pues el árbol de navidad era quemado despues de la celebración) significaba una liberación de todo lo que sucedió en el pasado para enfocarse en las nuevas intenciones

Este es el momento de dejar ir el pasado, y recibir como regalo, todos los dones que están a la espera de que nos aceptemos como Cristos Humanos…y así entrar de lleno en el año nuevo, con todo el poder co-creador que el Planeta necesita.

¿Qué estámos esperando ?

Todos estos dones que portamos como semillas…están listos para ser desenvueltos.

Somos un …Christman!..Un Hombre Cristo…con el mismo poder que nos legó quien ostentara ese título…el saberlo es un regalo de Navidad que se nos da para que compartamos con todos los demás …mas ese legado,se recibe yendo hacia adentro, no permaneciendo constantemente en el afuera.

Dentro nuestro está todo lo que importa, en nuestro interior se encuentra el guerrero, el pacificador, el creador y las demás tareas que hemos desempeñado en el pasado.

Este es el momento de traer de vuelta los dones manifestados en otros tiempos..

Cristo…no tiene que ver con ninguna iglesia,religión formal ni grupo ES UN PRINCIPIO CÓSMICO….Es un puente entre nuestro aspecto Espiritual y nuestro Aspecto Humano…un puente que nos unifica…nos re-liga a a la esencia. Religión, significa “religar-nos”-

El principio Cristo, Buda o como quieran llamar a ese principio unificador, es lo que nos hace religiosos…sea cual sea el estado de conciencia que manifestemos…y no necesitamos ninguna creencia en especial para estar RE-LIGADOS-.

No importa lo que nos depara el futuro en el 2012…ESTO ES LO QUE SOMOS AQUÍ Y AHORA…Hombres-Cristo!



DE MI CRISTO AL SUYO…TIENDO UN PUENTE DE AMOR INFINITO!

Su Hermana Tahíta ♥

PAPÁ NOEL RESUELVE LA PROBLEMÁTICA DE LA NAVIDAD ACTUAL...(Humor...muy Reflexivo)



Es la noche antes de Navidad y Papá Noel está derrumbado ...

¿Cómo cumplir con todas las reglas políticas del mundo y a la vez con los principios éticos ?

Sus trabajadores ya no responden Al nombre de "elfos". Se han agrupado en un sindicato llamado.."Movimiento Desafío Vertical ".

Y sus condiciones de trabajo en el Polo Norte fueron denunciadas por el sindicato,lo que perturba su corazón.

Cuatro de sus renos fueron liberados en la selva por una Sociedad Protectora de Animales.

Las guías de deslizamiento de su trineo fueron retiradas,por haber sido consideradas peligrosas,
y la gente,agobiada por la inseguridad, llama a la policía al escuchar los ruidos del trineo en sus tejados.

El humo del tabaco de su pipa fue demandado también por sus trabajadores,como insalubre.
Y para completar el panorama se le dijo que por favor cambiara su traje rojo, pues era considerado ofensivo por una tribu de pigmeos exquimales.

Rudolf fue demandado por el uso no autorizado de su nariz y su esposa, de repente le dijo “Basta de andar entrando por las chimeneas de las casas de las personas ensuciado todo de hollín….no lavaré más ropa!!! Se unió a un grupo de autoayuda para mujeres incomprendidas y está genial!

Y en cuanto a los regalos, ¿por qué, que nunca había tenido noción de que podrían causar tanta conmoción?.

Nada de cuero, nada de piel ni de plumas, pues los animales tienen que ser preservados de tales abusos.
.

Nada de lo que pueda ser interpretado como contaminante.

Nada que no se pueda reciclar.

Nada que haga demasiado ruido,para la salud y el bienestar de todos.



Nada que marque diferencias de género o privilegios entre niñas y niños.

Nada que sirva para la guerra o sea usado aún para inspirar o promover violencia QUEREMOS UN MUNDO PACIFISTA.

Nada de caramelos o dulces ... .dañan la salud y no podemos promoverlos en los niños ni en los adultos no advertidos

Nada que no esté de acuerdo con la verdad,pues los niños captan las mentiras…así que quedan fuera los cuentos de hadas, y toda imaginería que se aparte de la realidad..(.Incluyendo a Papá Noel))

A Ken y Barbie, mejor esconderlos... levantaron la ira de miles de psicológicos

Regalar muñecas,es machista, y deben ser cosa del pasado;

Y los juegos tipo Nintendo o Play Station destruyen el cerebro a la distancia ya sea con sus ondas electromagnéticas como con sus contenidos,sin contar la adicción que provocan.

Así que en Santa o Papá Noel… se quedó allí, despeinado, perplejo.
Simplemente no sabía cómo continuar.



Trató de ser feliz…y le dijeron que no lo dijera muy alto ( en inglés…alegre suele expresarse con la palabra “gay”…pero eso hoy también trae aparejados otros significados).Tienes que tener cuidado con esa palabra hoy en día.

Su bolsa estaba vacía caída en el suelo; Nada de lo que tenía parecía legal,adecuado,ecológico,sano…
Necesitaba algo especial … un regalo que pudiera dar a todos, sin enojar a la izquierda o a la derecha.

Un regalo que satisfasciera, sin distinciones, a cada grupo de personas, de todas las religiones; de todas las etnias, de todos los colores,

A todo el mundo, en todas partes ... incluso a quien lee esto en éste preciso instante.

Así que aquí está el regalo…invalorable y sin precio ...




QUE TODOS LOS SERES PODAMOS INTERNA Y EXTERNAMENTE…DISFRUTAR DE PAZ EN LA TIERRA!!!



LES DEJO ...LA FRAGANCIA DEL AMOR ... EL SABOR DE LA PAZ...Y UN MOMENTO DE REFLEXIÓN...



LES AMO!



Su Hermana Tahíta

Navidad y Pascua en la Tradición Iniciática …Omraam Mikhaël Aïvanhov – Extractos del Libro



Si existen cuatro fiestas cardinales: Navidad, Pascua, la fiesta de san Juan y la de san Miguel, no es por casualidad o porque algunos religiosos hayan considerado conveniente instituirlas, sino porque corresponden a fenómenos cósmicos. En el transcurso del año, el sol pasa por cuatro puntos cardinales

(equinoccio de primavera, solsticio de verano, equinoccio de otoño y solsticio de invierno), y durante estos cuatro períodos se produce en la naturaleza gran afluencia y circulación de energías que ejercen influencia sobre la tierra y sobre todos los seres que la pueblan: las plantas, los animales, los humanos...

Los Iniciados, que han estudiado estos fenómenos, han observado que si el hombre está atento, si se prepara y se pone en armonía para recibir estos efluvios, pueden producirse en él grandes transformaciones.



Cada año, el 25 de Diciembre, a medianoche, la constelación de Virgo asciende en el horizonte; por eso se dice que Jesús nació de la Virgen-

Y durante este tiempo, en la tierra, ¿ dónde está la gente? En los cabarets, los dancings y los clubs nocturnos, en donde comen, beben y están de juerga para festejar el nacimiento de Jesús... ¡Qué mentalidad! Y lo más extraordinario es que hasta las personas más inteligentes encuentran que es normal celebrar la Navidad de esta forma. En vez de ser consciente de la importancia de un acontecimiento que no se produce más que una vez cada año, cuando toda la naturaleza está atenta para preparar la nueva vida, el hombre tiene la cabeza en otra parte. Por eso no recibe nada: al contrario, pierde la gracia y el amor del Cielo. Porque, ¿qué creéis que puede dar el Cielo a un ser que permanece insensible a estas corrientes divinas? El discipulo, en cambio, se prepara: sabe que en la noche de Navidad, Cristo nace en el mundo en forma de luz, de calor y de vida, y prepara las condiciones convenientes para que este Niño divino nazca también en él.

No niego que el nacimiento de Jesús haya sido un acontecimiento histórico de una gran importancia, pero lo esencial son los aspectos cósmico y místico de la fiesta de Navidad. Porque no solamente el nacimiento de Cristo es un acontecimiento que se produce cada año en el universo, sino que, en cada instante, Cristo puede nacer también en nosotros.



En primer lugar, ¿quiénes era María y José? Si fueron escogidos para ser los padres de Jesús, es que estaban muy preparados para ello: para ser dignos de recibir a Jesús, el Salvador de la humanidad, en su familia, habrían hecho, ciertamente, un gran trabajo espiritual en sus vidas anteriores; eran excepcionales, estaban

predestinados. Ya desde muy joven, María se había consagrado, había ido al Templo para ser sierva del Señor. Se había, pues, purificado y había hecho los más grandes sacrificios para ser digna de recibir en su seno a un espíritu tan poderoso y elevado como Cristo.



El nacimiento de Jesús debe ser comprendido en los tres mundos, es decir, como un fenómeno histórico, como un fenómeno psíquico, místico, y, finalmente, como un fenómeno cósmico. Hoy me interesa, sobre todo, el fenómeno místico-



Para que el Niño Jesús nazca son precisos un padre y una madre. El padre, José, es el intelecto, el espíritu del hombre. La madre, María, es el corazón, el alma. Cuando el corazón y el alma están purificados, entonces nace el niño: pero no nace del intelecto y del espíritu, nace del Alma Universal que es el Espíritu Santo bajo forma de fuego, de amor divino... de una pura llama que viene a fecundar el alma y el corazón del ser humano. El alma y el corazón representan el principio femenino, receptivo, mientras que el intelecto y el espíritu representan el principio masculino que prepara las condiciones para que el Espíritu Santo, es decir, el Alma Universal, que es fuego, tome posesión del alma, de María. Entonces es cuando nace el CristoNiño. Pero como el nacimiento es un fenómeno que debe producirse en los tres mundos, es necesario que el niño nazca también en el plano físico. Como veis, se trata de algo más complejo de lo que os imaginabais.



Cuando María y José quisieron buscar refugio, en las posadas ya no había sitio para ellos, es decir, que los humanos, que están ocupados en comer, en beber y en divertirse, nunca tienen sitio para el Iniciado que ha recibido al Niño. Este Niño divino, que está ya concebido dentro de él como una luz, puede ser un ideal, una idea que acaricia y alimenta, pero, ¿a dónde ir ahora con este Niño? Nadie le abre la puerta, es decir, nadie le comprende-



Esta luz, esta estrella que brillaba sobre el establo, significa que, de cada Iniciado que lleva dentro de sí el Cristo vivo, sale siempre una luz, una luz que serena, que alimenta, que reconforta, que sana, que purifica, que vivifica... Un día, otros perciben desde lejos esta luz y sienten que algo especial se manifiesta a través de este ser. Y este algo, precisamente, es Cristo; entonces los dirigentes, las autoridades, los poderosos y los ricos se acercan a él. Y hasta los grandes jefes religiosos, que se imaginaban ser lo más alto, sienten también que algo les falta, que todava no han llegado a este grado de espiritualidad, y vienen a instruirse, vienen a inclinarse ante él y a traerle regalos. Esta es la razón de la presencia de los tres magos, Melchor, Baltasar y Gaspar, junto al Niño Jesús. Estos magos eran los jefes de grandes religiones en sus países respectivos, y acudieron. ¿Por qué? Porque sintieron la luz



Nada hay más importante que el trabajo para que nazca el Niño divino en nosotros. Cuando este se produzca, la tierra y el Cielo cantarán



El nacimiento de Cristo es una cuestión muy importante de la que todos los Iniciados deben preocuparse. Mirad lo que dice san Pablo: «¡Hijos míos! ¡qué trabajo me ha costado hacer nacer a Cristo en vosotros!». También él había comprendido que Cristo debe nacer en cada alma humana. Por eso hablaba a sus discípulos, les aconsejaba y hasta les zarandeaba para que se purificasen y se pusiesen en un estado de aceptación, de sumisión, de adoración, pues tales son las condiciones necesarias para recibir el germen de lo alto.



El hombre no puede hacer nacer a Jesús en él si no ha comprendido a su madre, la tierra. Si no sabe lo que es la tierra, si no tiene con ella relaciones afectuosas, respetuosas, conscientes, no tiene ninguna posibilidad de cambiar su cuerpo fisico. Nuestro cuerpo está en relación con la tierra y volverá a la tierra porque ha salido de ella, puesto que es su fruto, su hijo. Si el hombre no tiene una relación correcta con la tierra, Cristo no puede manifestarse en sus obras, en su cuerpo fisico.





LES HE QUERIDO ACERCAR,MIS HERMANOS ÉSTOS EXTRAXTOS DEL LIBRO DEL MAESTRO OMRAAM MIKHAEL AIVANHOV…

“NAVIDAD Y PASCUA EN LA TRADICIÓN INICIÁTICA”..QUE LES HE DEJADO COMPLETO PARA DESCARGAR EN EL GRUPO BIBLIOTECA…PARA QUE LA NAVIDAD ADQUIERA EN NOSOTROS UN SIGNIFICADO MÁS PROFUNDO…

EN LA TIERRA CASI TODOS SOMOS INICIADOS YA SEA DE UNA INICIACIÓN MENOR O MAYOR..POR TANTO ES IMPORTANTE QUE LEAMOS EL LIBRO SI PODEMOS O REFLEXIONEMOS SOBRE ÉSTOS EXTRACTOS PARA COMPRENDER NUESTRO PROPIO VIAJE INICIÁTICO-



CON AMOR-

SIGNIFICADO ESOTÉRICO DEL NACIMIENTO DE JESÚS EL CRISTO



QUE CADA UNO DISCIERNA Y ACEPTE AQUELLO QUE RESUENE INTERNAMENTE EN SU SER ♥

FRAGMENTO DEL LIBRO…DE BELÉN AL CALVARIO- EL TIBETANO POR ALIEC BAILEY-

SIGNIFICADO ESOTÉRICO DEL NACIMIENTO DE JESÚS EL CRISTO



"Y aconteció que estando ellos allí, se cumplieron los días de su alum­bramiento. Y dio a luz a su hijo primogénito, y lo envolvió en pañales, y lo acostó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en el mesón."

Con esas simples palabras comienza la historia trascendental. Una historia de tan vastos alcances y consecuencias, que recién hoy empezamos a ver los resultados. Sólo hoy, dos mil años des­pués del acontecimiento, la lección de la vida de Cristo está produciendo un efecto formativo en la imaginación de los hombres; sólo hoy, la fundamental lección que Cristo vino a enseñarnos está produciendo los necesarios cambios en la capacidad de captación del hombre.. Cristo llegó en la plenitud del tiempo, justamente cuando la humanidad se aproximaba a la madurez, mostrándonos en Si Mismo y a través de Su vida, lo que un hombre fue y podía ser. Phillips Brooks dice:



“ ¡El misterio del hombre! El que no cree en eso no puede entrar en la gloria plena de la Encarnación, ni puede creer en Cristo. Allí donde lo misterioso de la adultez toca lo divino, aparece Cristo... Para quien conoce los límites superiores de ese misterio en su propia vida, la histo­ria de cómo debería ser capaz de recibir y contener a la divinidad en sus profundidades, no puede ser increíble ¿o debería decir no puede parecer extraño? Una vez sentido el misterio del hombre ¿puede ser extraño? Cuando pensamos si es posible que Dios debería colmar a la humanidad de Sí Mismo y cuando vemos que la humanidad puede estar colmada de Dios ¿puede concebirse que no Lo haga? ; ¿no habrá encarnación? De la misma manera cuando parece inevitable y natural, el cristianismo se convierte en nuestro canon. Sólo entonces brilla en la cima de la mon­taña, hacia la que todas las fibras de nuestra vida inferior aspiran. El Hijo de Dios es también el Hijo del Hombre."

iEl Hijo de Dios es también el Hijo del Hombre! Este hecho ha sido tal vez olvidado, por el énfasis puesto en Su divinidad. Esa divinidad está allí y nadie puede tocarla u ocultarla, es radiación y luz blanca pura. Pero la condición humana está también allí, como garantía para nuestras oportunidades y potencialidades, res­paldando nuestra fe. Mediante el poder magnético exhalado por las palabras del Apóstol Bienamado, al describir a Cristo como al Hijo de Dios que habla en forma divina, nos postramos con amor y adoramos esa divinidad. Pero Su condición humana es subra­yada por San Lucas y San Mateo, así como Su vida de Gran Servidor fue exaltada por San Marcos. Se ha discutido la divini­dad de Cristo. De no haber existido otro Evangelio que el de San Juan, sólo habríamos conocido Su divinidad. Cristo como hombre, y Lo que hizo y Lo que fue como tal, no ha sido considerado por este Evangelio. Por ejemplo, se ha indicado que:

“... en el evangelio, según San Juan, no hay una sola parábola. ¿Sabía usted esto? Y si lo sabía ¿no le parece extraño? Es lo menos que puede decirse.

"Pero esas no son las omisiones más asombrosas.

"No se registra el Nacimiento virginal.

"No se registra la Tentación.

"No se registra la Trasfiguración.

"No existe el Sermón de la Montaña." (57)

Cualquier escritor moderno, responsable de una biografía de Cristo, sería criticado muy severamente (de parte de los teólogos y ortodoxos) si hubiera omitido puntos tan importantes. Pero, evidentemente, según la opinión del apóstol, esos puntos no fueron de primordial importancia. El Espíritu de Cristo era lo más vital y necesario. Los otros tres apóstoles proporcionaron el ambiente y lo detalles, y aparentemente hicieron mucho para poner esos detalles de acuerdo a las enseñanzas del pasado, respecto al medio y vida de los instructores y salvadores del mundo, donde encon­tramos una curiosa coincidencia en acontecimientos y hechos.

Se ha discutido sobre los detalles relacionados con la aparición fenoménica del Cristo y se ha descuidado el énfasis puesto en tres de las iniciaciones, sobre Sus palabras y significado.

Muchos Hijos de Dios, durante las edades, han dado a la humanidad una visión progresiva y reveladora, interpretando para la raza el Plan de Dios, en términos adecuados a cada época y temperamento. La uniformidad de la historia de sus vidas, la repetida aparición de la Virgen Madre (frecuentemente una variante del nombre María), la simi­litud de los detalles del nacimiento, todo indica la constante y re­novada promulgación de una verdad. Por su dramática cualidad y repetida ocurrencia, el Espíritugraba en los corazones de los hombres ciertas grandes verdades, vitales para su salvación.

Una y otra vez han aparecido instructores, manifestando la naturaleza divina según lo justifica el desarrollo racial, enuncian­do las palabras que determinaron la cultura y la civilización de los pueblos, y siguieron su camino dejando que la simiente sem­brada germine y rinda fruto. En la plenitud del tiempo llegó Cristo y, si la evolución tiene algún significado y la raza en con­junto ha desarrollado su conciencia, el mensaje que dio y la vida que vivió, deben necesariamente sintetizar todo lo mejor del pa­sado, y completar, realizar y proclamar, una posible cultura espi­ritual futura, que trascenderá grandemente todo lo que el pasado pudo haber dado.



La mayoría de esos grandes Hijos de Dios, resulta curioso constatarlo, nacieron en una caverna y por lo general de una madre virgen.

A Isis, con frecuencia, se la representa de pie sobre la luna creciente, con doce estrellas rodeando su cabeza. En casi todos las iglesias católicas romanas del continente europeo, pueden obser­varse cuadros y estatuas de María, "Reina del Cielo", de pie sobre la Luna creciente y su cabeza circundada por doce estrellas.

"Es más que casualidad que tantas vírgenes madres y diosas de la antigüedad llevasen el mismo nombre. La madre de Baco era Myrra; la madre de Hermes o Mercurio era Myrra o Maia; la madre del Salvador siamés Sommona Cadom, se llamaba Maya María, es decir, 'María la Grande'; la madre de Adonis era Myrra; la madre de Buda era Maya; ahora bien, todos esos nombres: Myrra, Maia o María, son igual que María, la madre del Salvador cristiano. El mes de mayo estaba consa­grado a esas diosas, así como está dedicado a la Virgen María actual­mente. Ella se llamó Myrra y María, y también María. . . "

En el lenguaje simbólico del esoterismo, la caverna es el lugar de la iniciación. Esto siempre ha sido así y podría efectuarse un estudio muy interesante del proceso iniciático y del nuevo naci­miento, si se recogieran y analizaran las numerosas referencias sobre esos hechos que ocurrieron en cavernas, citados en antiguos documentos. El establo en que nació Jesús fue con toda probabili­dad una cueva, porque en esos días, muchos establos eran exca­vaciones. Esto lo reconoció la iglesia primitiva y se dice que "es bien sabido que mientras en los Evangelios se establece que Jesús nació en el establo de una posada, los primeros escritores cristia­nos, tales como Justiniano mártir y Orígenes, dicen explícita­mente que nació en una caverna."

Mitra nació en una cueva, como muchos otros. Cristo nació en una cueva y entró, como lo hicieron todos Sus antecesores, en la vida de servicio y sacrificio, capacitándose así para la tarea de Salvador del mundo.

Los Salvadores trajeron luz y revelación al género humano y fueron sacrificados, en la mayoría de los casos, por el odio de quienes no comprendieron su mensaje u objetaron sus métodos. Todos ellos "descendieron a los infiernos y al tercer día resucita­ron". Hay veinte o treinta relatos similares difundidos al correr de los siglos en la historia de la humanidad, y estos relatos y las misiones descritas son siempre idénticos.

"La historia de Jesús, como se verá, tiene muchas cosas análogas con los relatos de anteriores dioses soles y con el actual recorrido del Sol en los cielos, Enumeremos algunas: 1) el nacimiento de una madre virgen; 2) el nacimiento en un establo ‑‑caverna o cámara subterránea‑; 3) el 25 de diciembre ‑justamente después del solsticio de invierno‑‑; 4) la Estrella de Oriente ‑Sirio‑; 5) la lle­gáda de los Magos ‑los tres Reyes‑; 6) la amenaza de exterminar a los inocentes y la consiguiente huida a un país distante ‑según se dice ‑de Krishna y otros dioses soles. Tenemos además las festividades de la Iglesia, o 7) la Candelaria, el 2 de febrero, con procesiones de cirios para simbolizar la creciente luz; 8) Cuaresma, o la llegada de la primavera; 9) la Pascua, generalmente el 25 de marzo, para celebrar el cruce del Sol por el Ecuador, y 10) simultáneamente, la erupción de luces en el Santo Sepulcro de Jerusalén. Tenemos 11), la Crucifixión y muerte del Dios‑Cordero, el Viernes Santo, tres días antes de Pascua; además 12) la crucifixión en un árbol; 13) el sepulcro vacío; 14) la resurrección gozosa (como en los casos de Osiris, Attis y otros); 15) los doce discípulos (los signos del zodíaco), y 16) la traición por uno de los doce. Más adelante tenemos: 17) el Día de San Juan (24 de junio), dedicado al nacimiento del bienamado discípulo Juan, la analogía del día de Navidad; tenemos las festividades 18) de la Asunción de la Virgen (15 de agosto); 19) la Natividad de la Virgen (8 de septiembre), analogía del traslado del dios a través de Virgo; además la contradicción de Cristo y sus discipulos en la constelación de otoño; 20) la Serpiente y el Escorpión y, finalmente, el cunioso hecho de que la Iglesia 21) dedica el mismo día del solsticio de invierno (cuando cualquiera puede dudar lógicamente del re­nacimiento del Sol) a Santo Tomás, i que puso en duda la verdad de la Resurrección!"

Cualquier estudiante de las religiones comparadas puede investigar la veracidad de esas declaraciones y al final quedará asombrado por la persistencia del amor de Dios y la voluntad de sacrificio que manifestaron todos esos Hijos de Dios.

Por consiguiente es prudente y oportuno recordar que:

"Estos acontecimientos se reproducen en las vidas de los diversos Dioses Solares, y en la antigüedad abundaron ejemplos de ello: Isis en Egipto, como María de Belén, fue nuestra Señora Inmaculada, Estrella del Mar, Reina del Cielo, Madre de Dios. La vemos en las estampas, de pie sobre la media luna creciente, coronada de estrellas, sosteniendo en sus brazos a su hijo Horus, con una cruz en el respaldo del asiento, donde está sentada su madre y él en su regazo. El signo de Virgo del zodíaco está representado en antiguos dibujos como una mujer amamantando a un niño, el tipo de todas las futuras Madonnas con sus divinos Infantes, demostrando el origen del símbolo. Devaki también se representa con el divino Krishna en brazos, igual que Milita o Istar de Babilonia, también con la consabida corona de estrellas y con su hijo Tammuz sobre sus rodillas. Mercurio y Esculapio, Baco y Hércules, Perseo y Dioscuri, Mitra y Zaratustra, eran todos de origen humano‑divino.”

Resulta apropiado recordar que la catedral de Notre Dame de París está construida sobre el antiguo solar de un templo dedicado a Isis, y la Iglesia primitiva con frecuencia se valía de una seudo ocasión atea para determinar un rito cristiano, o día cristiano de recordación sagrada. Incluso así fue establecido el 25 de diciem­bre como el día de Navidad. La misma autora dice:

"Respecto a la designación del 25 de diciembre como nacimiento de Jesús, Willamson afirma que: 'Todos los cristianos saben que el 25 de diciembre se reconoce ahora como la festividad del nacimiento de Jesús, pero muy pocos se dan cuenta que esto no ha sido siempre así. Se dice que ha habido ciento treinta y seis fechas distintas, establecidas por las diferentes sectas cristianas. Lightfoot la fija el día 15 de septiembre, otros la establecen en febrero o agosto. Epifanio menciona dos sectas, una que la celebra en junio y otra en julio. El asunto fue definitivamente decidido por el Papa Julio, en el año 337 d. C., y San Crisóstomo, en el 390, dice: 'En este día, es decir, el 25 de diciembre, también en Roma fue fijado últimamente el nacimiento de Cristo, de modo que cuando los paganos celebraban sus ceremonias (la Brumalia en honor de Baco), los cristianos realizaban sus ritos sin ser molestados."

La elección de esta fecha determinada es cósmica en sus impli­caciones y estamos seguros que los sabios de los tiempos primitivos tomaron estas grandes decisiones premeditadamente.Vuelve An­nie Besant a decirnos que:

"La deidad siempre nace en el solsticio de invierno, después del día más corto del año, en la medianoche del 24 de diciembre, cuando el signo de Virgo asciende sobre el horizonte; nace cuando este signo asciende, nace siempre de una virgen, que permanece virgen después que ha dado a luz a su hijo Sol, como la Virgen celestial permanece inalterable y sin mácula cuando el sol surge de ella en los Cielos. Débil, endeble como infante, es él, nace cuando los días son más cortos y las noches más largas. . . "

Es también interesante recordar que:

"El Venerable Bede que escribió a principios del siglo VIII, dice que 'el antiguo pueblo de la nación anglo', con lo que alude a los ingleses paganos antes de establecerse en Gran Bretaña en el año 500 d. C., 'comenzaban el año el 25 de diciembre, en el que ahora celebramos el nacimiento de nuestro Señor' y agrega que la noche del 24 al 25 de diciembre, ‘que es la noche tan sagrada para nosotros ahora, se llamaba en la lengua de ese pueblo, Modranecht, es decir, Noche de la Madre, por las ceremo­nias que ejecutaban en esa larga vigilia nocturna'. El autor no menciona cuáles eran esas ceremonias, pero evidentemente estaban relacionadas con el nacimiento del Dios Sol. En la época en que los ingleses se convirtieron al cristianismo en los siglos VI y VII, la festividad de la Navidad, el 25 de diciembre, había sido ya establecida en Roma desde hacía tiempo, como una celebración solemne, pero en Inglaterra, su identificación con el alegre 'Yule' pagano (palabra ésta que aparentemente significaba 'hol­gorio') le confirió un tono festivo que no lo tenía en la parte meridional. Este tono ha prevalecido en marcado contraste con la característica que existe entre las razas latinas, donde era desconocida hasta hace pocos años la costumbre del Norte de festejar y hacer regalos en Navidad."

En la época del nacimiento de Cristo, Sirio, la Estrella de Oriente, estaba sobre el meridiano, y Orión, llamado por los astró­nomos orientales "los Tres Reyes", se encontraba en sus proximi­dades; en consecuencia, la constelación de Virgo, la Virgen, se elevaba en el Este y la línea de la eclíptica, la del ecuador y la del horizonte, se unían todas en esa constelación.

Entonces vino Cristo y tomó posesión de Su Propia carne y sangre, porque el mundo de los hombres lo atraía y el amor del Padre lo impulsaba. Vino a dar vida a un propósito y a una reali­zación y a indicarnos el Camino: Vino a darnos un ejemplo para ser energetizados por la esperanza que "no avergüenza" y “pro­seguir hasta la meta del premio del supremo llamamiento".Phil­lips Brooks el gran predicador, enuncia esto con toda claridad:



"Cuanto Cristo venga, encontrará que realmente existe el alma del mundo, que contiene en sí las facultades más santas, que se mueve y que tenue u oscuramente, a pesar de todos sus obstáculos, va hacia la verda­dera dirección; lo que haga por el alma del mundo será acelerarla total­mente; emitirá la clarinada de la real vida en sus oídos; hará sentir la nobleza de las actividades que le parecían innobles, la esperanza de los impulsos que le parecían desesperanzados y le ordenaría que fuera como ella misma... Lo indigno se colmará de dignidad, lo insignificante de significado... Tenuemente percibirían el débil reflejo de Su Vida, la ver­dadera Luz del Mundo, la iluminación real y la inspiración de la huma­nidad... La verdad es que cada vida superior a la que llega el hombre y especialmente la superior vida más elevada en Cristo, constituye la verdadera línea de la humanidad del hombre. Tenemos la aceleración y cumplimiento de lo que el hombre es, por la misma esencia de Su naturaleza. Cuanto más irradia la divinidad en el hombre, será más y no menos hombre verdadero." Debe observarse que el viaje que precede al nacimiento es también parte de la historia: de la vida de otros instructores enviado por Dios. Por ejemplo, leemos:



"Entre los treinta y dos signos que debían ser verificados por la madre del esperado Mesías (Buda), el quinto establecía 'que ella debería viajar en el momento del nacimiento de su hijo'. En consecuencia, 'para que se cumpliera lo dicho por los profetas', la virgen Maya, en el décimo mes, después de su concepción celestial, realizaba un viaje para reunirse con su padre, cuando he aquí que el Mesías nace bajo un árbol. Un relato establece que ella se había apeado ante una posada cuando nació Buda'.



"La madre de Lao‑Tsé, el sabio chino, nacido de una Virgen, se en­contraba lejos de su hogar cuando nació su hijo. Se había detenido a des­cansar bajo un árbol, y allí como la virgen Maya, tuvo a SU hijo”. (76)



En el Evangelio se dice que la Virgen María, con su esposo José, y el Cristo‑Niño en sus entrañas, salía de Nazaret, en Ga­lilea, hacia Belén. A veces, el estudio de los significados de los nombres que aparecen en la Biblia y en la tradición, arrojan mu­cha luz sobre el episodio mismo y develan en parte su significado oculto. En el estudio del relato bíblico, he empleado solamente la Biblia y la Concordancia de Cruden, de donde extraje la inter­pretación de los nombres. Allí encontramos que "Nazareth" sig­nifica "lo que se consagra" o se aparta. "Galilea" significa "el girar de la rueda" ‑la rueda de la vida y de la muerte que gira constantemente, arrastrándonos a todos en su giro y manteniéndonos así en la "rueda de la existencia” como la llaman los bu­distas, hasta haber aprendido las lecciones de la vida y conver­tirnos en “instrumento para honrar, santificar y ser útiles al Señor”.



El Cristo dejó atrás la larga jornada de la existencia y Él, con Su Madre, recorre la última parte del camino. Consagrado desde eones a este trabajo de salvación mundial, debe someterse, ante todo, a los procesos comunes del nacimiento y la in­fancia. Cristo salió de Nazaret, el lugar de la consagración, y fue a Belén, la Casa del Pan, donde en forma singular Él Mismo se tuvo que convertir en el "Pan de Vida" para un mundo ham­briento. Fue apartado o se apartó (como todos los hijos de Dios que despiertan), para el trabajo de redención. Vino a dar de comer al hambriento y a este respecto tenemos dos versículos en La Biblia que arrojan luz sobre Su tarea y la correspondiente pre­paración. En efecto, "El grano se trilla" y el propio Cristo nos dice "si el grano de trigo no cae en la tierra y muere, solo queda; pero si muere lleva mucho fruto". Éste es el destino que Le esperaba cuando nació en Belén. Entonces empezó la carrera, que con el tiempo había de "trillarlo", llevándolo después hasta Su muerte.

Según la concordancia, el nombre "María" significa "la excel­sa del Señor". Al decir estas palabras, viene a la mente el famoso cuadro de Murillo que representa a la Virgen de pie sobre la Luna en creciente y envuelta en nubes celestiales. Tal es la asunción de la Virgen a la gloria. Hay otro punto interesante en relación con la constelación de Virgo, que podríamos mencionar. María, la Virgen, en el simbolismo de la antigua sabiduría, representa la materia virgen, la sustancia que nutre, alimenta y oculta dentro de sí al Cristo Niño, la conciencia crística. En último análisis, mediante la forma y la materia, Dios queda revelado. Ésa es la historia de la divina encarnación. La materia, influida por el Espí­ritu Santo, la tercera Persona de la Trinidad, da nacimiento al segundo aspecto, en la persona del Cristo cósmico, mítico e indi­vidual.

Asociadas al libro de imágenes de los cielos, hay tres conste­laciones, además de la de Virgo, simbolizadas por mujeres. Tene­mos a Casiopeya, la Mujer Entronizada. Esta constelación es el símbolo de la etapa de la vida humana en la cual predomina y triunfa la materia y la forma, donde la vida divina interna está tan profundamente oculta que no hay signo de ella, controlando y rigiendo solamente la naturaleza material. Luego viene una eta­pa posterior en la historia de la raza y del individuo, donde en­contramos a Berenice que surge simbólicamente, es decir, la Mujer que lleva al Cristo‑Niño. En esta etapa la materia empieza a re­velar su verdadera función, que es dar a luz al Cristo en cada forma. Cuando el giro de la gran rueda de la vida haya desem­peñado su parte, entonces María puede salir de Nazaret, en Ga­lilea, y dirigirse a Belén, para dar a luz al Salvador. Por último tenemos a Andrómeda, la Mujer encadenada, o la materia supeditada al alma. Así rige el Alma o el Cristo. Tenemos, primero, la materia dominante, entronizada y triunfante. Segundo, la mate­ria como custodio de la divinidad, de la belleza y la realidad ocul­tas, preparada para traerlas a la existencia. Tercero, la materia como servidora de lo que ha nacido, el Cristo. Sin embargo, nada de esto se efectúa si no se emprende el viaje desde Nazaret, el lugar de la consagración, y desde Galilea, el lugar de la rutina cotidiana de la vida, y todo esto es cierto, ya se trate del Cristo cósmico oculto por la forma de un sistema solar, o del Cristo mí­tico oculto en la humanidad en el trascurso de las edades, o del Cristo histórico oculto dentro de la forma de Jesús, o el Cristo individual oculto en el hombre común. La rutina es siempre la misma: el viaje, el nuevo nacimiento, la experiencia de la vida, el servicio que debe prestarse, la muerte que debe sufrirse y, des­pués, la resurrección para un servicio más amplio.

El nombre "José" significa "el que agrega"; José era un cons­tructor, un carpintero, un obrero de la construcción, el que asienta una piedra sobre otra, una viga sobre otra. Es el símbolo del as­pecto constructivo‑creador de Dios Padre. En esas tres personas, José, el niño Jesús y María, tenemos simbolizada la divina Tripli­cidad, y representados Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo, o materia, animada por la Deidad y, por lo tanto, ejempli­ficada en la Virgen María.

En la actualidad las muchedumbres viajan. La enseñanza del Sendero y del Camino a Dios, absorben hoy la atención de los as­pirantes en el mundo. Estamos en el sendero de retorno a Belén, un Belén individual y racial. Estamos a punto de penetrar en la caverna donde tendrá lugar el nuevo nacimiento, y la etapa del largo viaje de la vida está casi completa. Este simbolismo es qui­zá más real de lo que creemos. El actual problema mundial lo constituye el pan, y nuestras inquietudes, perplejidades, guerras y luchas, se basan en el problema económico de cómo alimentar a los pueblos. Todo el mundo se ocupa ahora de la idea de Belén, del pan. En esta sutil implicancia hay una segura garantía de que así como anteriormente Cristo llegó a la Casa del Pan, así cum­plirá Su palabra nuevamente, Se realizará a Sí mismo y retornará. La caverna, lugar de la oscuridad y del malestar, fue para María un lugar de dolor y de agotamiento. Esta historia de la caverna o establo del Nuevo Testamento, quizá sea más simbólica que nin­guna otra en la Biblia. El viaje largo y penoso terminó en una oscura caverna. El largo y agotador viaje de la humanidad nos ha llevado hoy a un lugar muy difícil y desagradable. La vida del discípulo individual, antes de recibir la iniciación y pasar por la experiencia del nuevo nacimiento, es siempre de enormes dificul­tades y penurias. Pero en las tinieblas y en las dificultades se descubre al Cristo; allí puede, florecer la vida crística, y podemos presentarnos ante Él, como el Iniciador.

En la caverna de la iniciación están simbolizados, con claridad meridiana, los cuatro reinos de la naturaleza. En la estructura rocosa de la caverna, aparece el reino mineral. El forraje y el heno, que sin duda están allí, simbolizan el reino vegetal. El buey y el asno representan la naturaleza animal, pero también mucho más que eso. El buey representa la forma de adoración que debía cesar en la tierra en la época que vino Cristo. Había aún muchos que adoraban al toro, culto que prevaleció en la época en que nues­tro sol pasaba por la era de Tauro, el Toro conservado en ese en­tonces en los misterios de Mitra y de Egipto. El signo que precedió inmediatamente a la era cristiana fue Aries, el Carnero o Cordero, simbolizado en los rebaños de ovejas que rodeaban a Belén.

Encontramos al reino humano en las figuras de María y José, el ente humano más la dualidad, tan esenciales para la existencia misma. En el recién nacido, se expresa la propia divinidad. Así, en esa pequeña caverna, está representado el cosmos.

Cuando Cristo nació en Belén, resonó una triple palabra: "Glo­ria a Dios en las alturas, en la tierra paz y buena voluntad entre los hombres".Un triple enunciado nos fue dado entonces.

Fue cantado por los ángeles en la noche, para los pastores que cuidaban sus rebaños en los prados que rodeaban la caverna­-establo donde se encontraba el Niño. Un hecho trascendental ha­bía ocurrido en el cosmos y las huestes celestiales lo honraban.

La cuestión de la excepcionalidad de la Tierra frecuentemente ha preocupado a las personas reflexivas. ¿Puede un átomo infini­tesimal en el espacio, tal como lo es nuestro planeta, ser de tanto interés para Dios que permitió este gran experimento? ¿El miste­rio del hombre y el significado de nuestro propósito es de tanta importancia, que no tenga paralelo en ninguna otra parte?

¿Puede realmente ocurrir algo en esta "mota de polvo", de sig­nificación tan vital, como para que los ángeles canten "Gloria a Dios en las alturas, en la tierra paz y buena voluntad entre los hombres" Quisiéramos que así fuera. Tememos el momento en que aparezca nuestra futileza al contemplar las estrellas en el firmamento, sabiendo que existen miles de millones de constela­ciones y cientos de millones de universos. Somos una motita en la gran inmensidad. Sin embargo, Beverley Nichols, en uno de sus libros, tan sugestivo y necesario, señala que:



'Que esta tierra, esta mota de polvo, ha sido elegida entre el infinito número de millones de otros astros, para un único y determinado pro­pósito.'

Citaremos lo que nuestras autoridades han dicho sobre esta decla­ración.

“Ambrose Fleming: 'Hay razones poderosas para creer que un siste­ma planetario como el nuestro es muy raro, sino único, en el universo, y la naturaleza y las condiciones de nuestra Tierra son únicas en esa excepcionalidad.. !'

"Este pequeño grano de arena, que es la Tierra, a la cual tendemos a considerar con desprecio, empieza a asumir un particular brillo propio, ¿no es así? Puede no ser muy grande, pero si nos atenemos a los hombres que saben, parece haber algo distinto en ella. Aun cuando fuese un gui­jarro, sería un guijarro de bastante valor y se justificaría que coleccio­náramos muestras de él.

Arthur Thomson, que debe saber algo de estas cuestiones y confiesa:

'Hay algo aterrador en la aparente excepciona­lidad de nuestra Tierra.’

"¡Unica! Ahí tenemos nuevamente la misma palabra."

Quizá somos más importantes de lo que creemos. Quizá lo que sucede en el reino de nuestra conciencia realmente tiene impor­tancia en el esquema cósmico. Sabemos que no tiene mucha impor­tancia lo que le sucede al cuerpo, pero sí lo que sucede en y a través de ese cuerpo. Quizá lo que ocurre en el cuerpo y por medio de lo que llamamos planeta, habitado también por Dios, es de vital importancia para los planes de Dios Mismo. Esto daría sen­tido a la vida. Sólo cuando hemos captado y apreciado su significado podemos comprender la significación de la Palabra emitida. Parafrasearemos el mensaje de los ángeles, el cual fue emitido por un grupo de seres y dado a otro. Por lo tanto es un mensaje mun­dial que aún espera respuesta. Cuando la conciencia crística se haya despertado en todos los hombres, entonces tendremos paz en la tierra y buena voluntad entre los hombres. Cuando esto ocurra, entonces podrá Dios ser glorificado.

La expresión de nues­tra divinidad pondrá fin al odio reinante en la tierra y derribará los muros que separan a un hombre de otro, a un grupo de otro, a una nación de otra y a una religión de otra. Donde hay buena voluntad debe haber paz, actividad organizada y el reconocimiento del Plan de Dios, porque ese Plan es síntesis, ese Plan es fusión, unidad y unificación. Entonces Cristo será el todo en todos -

Cuando Cristo vino, quienes tenían visión y estaban prepara­dos dijeron: "Su estrella hemos visto en el Oriente y venimos a adorarle".Ese signo se dio a los pocos que estaban preparados y que hicieron el necesario viaje a Belén. Pero otro signo, visto por muchos, fue dado por el ángel del Señor a los pastores que vigilaban el campo esa noche. "Esto os servirá de señal; hallaréis al niño envuelto en pañales, acostado en un pesebre". Esta señal se dio a los dos o tres que vigilaban, dispuestos a consagrar todo lo que poseían, y que percibieron el destello de la estrella de la iniciación y se apresuraron a encaminarse a la cámara iniciática. La mayoría que estaba interesada y atenta, necesitaba una señal más concreta y fácil de ser interpretada, por eso se les dijo que fueran a ver al infante y a su madre.Pero los tres que comprendieron, fueron a adorar y a dar.

Cuando vieron brillar la estrella, los tres Reyes emprendieron el viaje, y cargados de regalos llegaron a Belén. Son los símbolos de esos discípulos en el mundo que están hoy dispuestos a prepa­rarse para recibir la primera iniciación; trasmutar su conoci­miento en sabiduría y ofrecer todo lo que poseen al Cristo interno.

Los regalos que llevaban constituyen el tipo específico de dis­ciplina que debe seguirse a fin de entregar al Cristo, en el mo­mento del nuevo nacimiento, dones que simbolizarán lo realizado. Los tres Reyes ofrecieron al infante Jesús tres regalos ‑‑oro, in­cienso y mirra. Analicemos por un momento la importancia específica que éstos tienen para el futuro iniciado individual. Los esoteristas dicen que el hombre es de naturaleza triple y esta ver­dad está apoyada por los sicólogos con sus investigaciones y experimentos. El hombre es un cuerpo físico viviente, una suma total de reacciones emocionales y también ese algo misterioso que lla­mamos mente. Las tres partes del hombre: física, emocional y mental, tienen que ofrecerse en sacrificio y adoración, como dádiva voluntaria al “Cristo interno", antes que el Cristo pueda expre­sarse por medio del discípulo y del iniciado, como Él anhela ha­cerlo. El oro es un símbolo de la naturaleza material que debe ser consagrado al servicio de Dios y del hombre. El incienso simboliza la naturaleza emocional, con sus aspiraciones, deseos y anhelos, y esta aspiración debe elevarse, como el incienso, hasta los pies de Dios. El incienso es también símbolo de purificación, ese fuego que consume toda la escoria y deja la esencia para que Dios la ben­diga. La mirra o la amargura, se relaciona con la mente. Por medio de la mente sufrimos como seres humanos, y cuanto más progresa la raza y se desarrolla la mente, tanto mayor es nuestra capacidad de sufrimiento. Pero cuando el sufrimiento se ve en su verdadera luz y se lo dedica a la divinidad, puede empleárselo como instru­mento de mayor acercamiento a Dios. Entonces podemos ofrecer a Dios ese raro y maravilloso don de una mente que ha alcanzado la sabiduría por el dolor, y de un Corazón que se ha hecho bonda­doso por la zozobra y las dificultades superadas.

El oro, objeto que hoy parece ser la sangre vital de los pueblos, debe consagrarse a Cristo. El incienso, los sueños, las visiones y aspiraciones de la multitud, tan reales y profundos que todas las naciones luchan por expresarlos, deben también dedicarse y ofrecerse al Cristo para ser Él el todo en todos. El dolor y sufrimiento y la agonía de la humanidad, nunca tan agudas como ahora, debe ofrendarse a los pies del Cristo. Hemos aprendido mucho. Que el significado de todo esto penetre en nuestros corazones y en nuestras mentes y que la razón del dolor nos impulse a ofrecerla como nuestra máxima dádiva a Cristo

Cristo vivió calladamente en Su hogar con Sus padres, reali­zando la dificilísima experiencia de vivir una vida hogareña, con su monotonía, sus costumbres sin variaciones, su obligada subor­dinación a la voluntad y las necesidades del grupo, con sus leccio­nes de sacrificio, de comprensión y de servicio. Ésta es siempre la primera lección que todo discípulo debe aprender. Hasta no ha­berla aprendido no puede progresar. Hasta que la divinidad no se exprese en el hogar y entre los que nos conocen bien y son nuestros amigos familiares, no puede esperarse que se manifieste en otras partes.

Debemos vivir como hijos de Dios en el lugar ‑insípido, tedioso y a veces sórdido‑ en que el destino nos ha colocado en ninguna otra parte puede ser posible esta etapa. En el lugar donde nos encontramos es donde iniciamos nuestro viaje y de él no escaparemos. Si no tenemos éxito como discípulos donde esta­mos y en el lugar en que nos descubrimos a nosotros mismos, ninguna otra oportunidad se nos ofrecerá hasta lograr el éxito. Aquí está nuestra prueba y nuestro campo de servicio.

Muchos estudiantes verdaderos y conscientes creen que en realidad po­drían impresionar en su medio ambiente y manifestar su divini­dad si tuvieran un hogar distinto y un ambiente o escenario dife­rentes. Si hubieran contraído matrimonio con otra persona o si tuvieran más dinero o más ‑tiempo libre, despertarían más sim­patía en sus amigos, o si disfrutaran de mejor salud física, quién sabe qué podrían realizar. Una prueba es algo que constata y muestra nuestra fuerza; exige lo máximo de nosotros y nos revela los puntos débiles y dónde reside nuestro fracaso. Hoy se necesitan discípulos responsables y aquellos que fueron probados de tal ma­nera que no se desmoralizan ante las dificultades ni cuando en­frenten puntos oscuros en la vida. ¡Debiéramos darnos cuenta que existen ya esas circunstancias y medio ambiente donde podemos aprender la lección de la obediencia a lo superior que está en nos­otros! Poseemos exactamente el tipo de cuerpo y las condiciones físicas por los cuales puede expresarse la divinidad. Tenemos los contactos en el mundo y el tipo de trabajo requeridos para poder dar el paso en el sendero del discipulado, el siguiente paso hacia Dios.

Hasta que los aspirantes no capten este hecho esencial y se dediquen con regocijo a una vida de servicio, dándose amorosamen­te en sus propios hogares, 'no realizarán progreso alguno. Hasta que el camino de la vida no sea hollado con alegría en el círculo hogareño, en silencio, sin compadecerse de sí mismo, ninguna otra lección, ninguna otra oportunidad, les será brindada. Muchos as­pirantes bien intencionados deben también comprender su respon­sabilidad por muchas que sean las dificultades con que tropiezan. Confundidos, porque les parece evocar demasiado antagonismo en­tre quienes los rodean, se lamentan de no hallar una respuesta amis­tosa mientras estudian, leen y piensan, intentando llevar una vida espiritual. La razón puede hallarse, por lo general, en su egoísmo espiritual. Hablan demasiado de sus aspiraciones y de sí mismos-

Debido a que fracasan en su primera responsabilidad, no encuen­tran una reacción comprensiva a su demanda de tiempo para me­ditar. Quieren reconocimiento de que están meditando, exigen tranquilidad, no ser molestados ni interrumpidos. Ninguna de esas dificultades surgiría si los aspirantes recordaran dos cosas: Pri­mero, que la meditación es un proceso que se lleva a cabo en secreto, silenciosa y regularmente en el templo secreto de la propia mente del hombre. Segundo, que mucho podría hacerse si la gente no hablara tanto sobre lo que hace. Debemos caminar silenciosa­mente con Dios y mantenernos como personalidades en segundo plano; debemos organizar nuestras vidas de manera de poder vivir como almas, dedicando tiempo para cultivarlas, aunque conser­vando el sentido de la proporción, reteniendo el afecto de quienes nos rodean y cumpliendo a la perfección con nuestras responsa­bilidades y obligaciones. La autocompasión y el hablar en dema­sía, son rocas en las que se estrellan muchos aspirantes.



Por el amor y la práctica amorosa probamos nuestra iniciación en los misterios. Nacidos en el mundo de amor de Belén, la nota clave de nuestras vidas, desde ese momento, debe ser la obediencia a lo más elevado que hay en nosotros, el amor a todos los seres, y la total confianza en el poder del Cristo inmanente, para expre­sar (por medio de la forma externa de nuestra personalidad) una vida de amor. La vida de Cristo debe ser vivida hoy y, oportuna­mente, por todos. Es una vida de regocijo y alegría, de pruebas y de problemas, pero su esencia es amor y su método, el amor.



Nos dejó el ejemplo de seguir Sus pasos y llevar a cabo el trabajo que Él iniciara.



Mientras viajamos con Cristo desde Belén hasta la hora cercana a la segunda iniciación, ¿cuál es la lección que hemos apren­dido? ¿Cómo podemos resumir la significación de ese episodio en términos de aplicación práctica individual? ¿Este episodio tiene algún significado personal? ¿Cuáles son los requisitos y las posi­bilidades que nos esperan?



Hemos observado al Cristo desde tan lejos, y nos ocupamos tanto de la comprensión de Sus realizaciones, que la parte individual que de­bemos desempeñar, eventual e inevitablemente, ha sido olvidada. Le hemos dejado a Él todo el trabajo. Hemos tratado de imitarlo, y Él no quiere ser imitado. Quiere que probemos, para Él, para nosotros mismos y el mundo, que la divinidad que reside en Él se halla también en nosotros. Debemos descubrir que podemos ser como Él, porque lo hemos visto. Ha tenido fe ilimitada en nosotros y en la realidad de que "todos somos hijos de Dios", porque “nuestro Padre es uno". Nos demanda hollar el sendero de santi­dad y lograr la perfección que Su vida alcanzó, para lo cual Él Mismo nos pide que trabajemos.



A veces uno piensa si ha sido correcto que los hombres acepten las ideas de San Pablo tal como fueran traducidas en el trascurso de los siglos. El concepto del pecado muy poco fue tratado por Cristo. San Pablo lo recalcó, y el punto de vista que dio al cristia­nismo es, quizás, el responsable principal del complejo de inferioridad dominante en el cristiano común, inferioridad que Cristo no enseñó en modo alguno. Cristo nos llama a una santificación de la vida y nos exhorta a seguir Sus pasos, no los pasos o la in­terpretación que pudieran dar a sus palabras cualesquiera de Sus discípulos, por estimables o valiosas que fueran.



¿Cuál es esa santidad a que nos exhorta, cuando damos el pri­mer paso para el nuevo nacimiento? ¿Qué es un hombre santo? A continuación tenemos su imagen de acuerdo a la vida y el men­saje de Cristo:



"El hombre santo, el hombre perfecto, es aquel que en la total espontaneidad de su amor creador y en cada uno de los tres reinos princi­pales de la naturaleza, material, vital y social, cumple con todos sus deberes, desarrolla todas las verdades y conoce todas las bellezas, cada uno en su máxima potencialidad, en su yo natural. El hombre santo in­corpora así el deber amoroso la encarnación de la verdad vehemente y la personificación de la belleza suprema. Sólo el hombre santo es íntegro y sólo el hombre íntegro es santo."



Plenitud, unidad, unificación, integridad, son las caracterís­ticas que distinguen al hombre perfecto. Una vez vista con ojos bien abiertos la visión de la divinidad ¿qué podemos hacer? Este interrogante expresa nuestro problema. ¿Cuál es el paso siguiente, el deber inmediato del hombre que sabe que en él no ha tenido lugar el nuevo nacimiento, pero siente en sí el impulso de ir desde Galilea a Belén, por el camino de Nazaret?





Este nuevo nacimiento no es un sueño místico, ni tampoco la hermosa visión de algo posible, aunque no probable. No es simple­mente la expresión simbólica de alguna meta definitiva, que nos espera en un nebuloso futuro o en alguna otra forma de existencia, o en algún cielo eventual que podremos lograr si volvemos a la crédula y ciega aceptación de todo lo que la teología puede decir­nos. Es relativamente fácil de creer y constituye la línea de menor resistencia para la mayoría. Es difícil abrirnos camino hasta la etapa de experienciadonde se aclara el programa divino para el hombre, y las posibilidades que Cristo dramatizó se convierten en algo que nos impide descansar hasta que lo hayamos trasmu­tado en experiencia personal, por el experimento de la iniciación. El nuevo nacimiento es el resultado del proceso evolutivo y un hecho tan natural como lo es el nacimiento de un niño en el mundo de la vida física. Eternamente, durante edades, los hombres reali­zaron y continuarán realizando la gran transición, comprobando la realidad de esta experiencia. Todos debemos afrontarla en una u otra oportunidad.



Dos reconocimientos deben surgir en el mundo mental del as­pirante de hoy. Primero, la presencia del alma, una entidad vi­viente que puede y debe ser conocida por el proceso de traerla a la existencia en el plano de la vida diaria; segundo, la determina­ción de reorientar toda la naturaleza. para posibilitar una identi­ficación más estrecha con esa alma, hasta lograrse la total unidad. Vamos viendo lo que debe hacerse y adoptando la correcta actitud que lo hará posible. Las dos mitades de nuestra dualidad esencial ‑alma y cuerpo, Cristo y María, influidos por el Espíritu Santo, lo material y lo espiritual‑ se enfrentan y se aproximan cada vez más hasta que se alcanza la unión completa y el Cristo nace por intermedio de la Madre. Pero la aceptación de esta idea di­vina y la orientación de la vida para que la idea sea una realidad, son los primeros e inmediatos pasos

Esto es lo que Cristo enseñó y por ello oró al Padre:



"Mas no ruego solamente por éstos (Sus discípulos), sino también por los que han de creer en mí por la palabra de ellos, para que todos sean una cosa, como tú, oh Padre, estás en mí y yo en ti, que tam­bién ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea que tú me enviaste... Yo en ellos y Tú en mí, para que sean perfectos en unidad."



Ésa es la doctrina de unificación, Dios inmanente en el uni­verso, el Cristo cósmico. Dios inmanente en la humanidad, reve­lado por el Cristo histórico. Dios inmanente en el individuo, el Cristo interno, el alma.



"Cristo, siendo Dios real, procediendo del Dios potencial, desciende a la materia como el Sacrificio Divino desde el comienzo de la manifesta­ción. Contiene en Sí las ideas de todas las formas y cualidades que deben plasmarse en la materia. Voluntariamente se envuelve dentro de la natu­raleza y entrega su vida como una gozosa afluencia, para que las muchas almas puedan vivir y progresar. Entonces se trasforma, al completar la involución en el Hombre Arquetípico Divino, dispuesto a derramarse, en la evolución, en todas las cualidades y formas de vida. En el ser interno de todas las cosas, vive en secreto, y eventualmente nace o se manifiesta en el alma humana, donde, a medida que aumenta su poder, se convierte en el conquistador de la naturaleza inferior y, en el santo, finalmente retorna a Su Padre y Origen." (103)





¿Cómo puede experimentarse esta verdad del alma y el nuevo nacimiento en forma tan sencilla y práctica que aparezca su sig­nificado como permitiéndonos hacer lo que sea necesario? Tal vez ayuden las siguientes afirmaciones:

Oculto en todo ser humano está el "Verbo encarnado", el Hijo de Dios hecho
carne. Éste es "Cristo en nosotros, esperanza es de Gloria” que sólo es una esperanza para la masa. Cristo aún no Se ha manifestado. Está oculto y velado por la forma. Se ve a María, pero no a Cristo.



2. A medida que la rueda de la vida (la experiencia en Galilea) nos lleva de una lección a otra, nos acercamos cada vez más a la realidad interna y a la deidad oculta. Pero el Cristo‑Niño se halla todavía oculto en la matriz de la forma.



3. A su debido tiempo, la personalidad, física, emocional y men­tal, se fusiona en un todo viviente. La Virgen María está a punto de dar a luz a su Hijo.



4. La larga jornada toca a su término y el Cristo niño oculto, nace en la primera iniciación.



Se nos ha convocado para el nuevo nacimiento, nuestras perso­nalidades viven ahora plenas de potencialidad. El momento ha llegado.

"Levántate, oh mortal, comprende la finalidad de tu ser, haz lugar a Dios en tu alma, para que Él pueda poner de manifiesto a Su Hijo dentro de ti”.


LAS NAVIDADES DE MI VIDA Y EL APRENDIZAJE DE LA TOLERANCIA…



Nací el 25 de Diciembre de 1955…en un hogar en donde ni sé si se creía en Dios..pero se festejaba la Navidad y el Año nuevo…con una de esas fiestas familiares enormes.Mi padre tenía 11 hermanos…y mi madre 8…se buscaba una casa con mucho patio y árboles (la que vivíamos nosotros)…y si no alcanzaban las habitaciones,un colchón bajo un árbol…bastaba al menos para los hombres que gentilmente dejaban la casa para mujeres y niños. Las que se pasaban de alcohol…los acompañaban fuera..que eran siempre de la familia de mi madre,ya que mi padre y su familia eran muy estrictos y moderados en el uso del alcohol ( no así de las comidas copiosas).

A pesar de todo…se fraternizaba, se bebía, se comía mucho y también se sacaba a la luz cuanto conflicto familiar existía…como hoy día.

Pero … soy de los primeros índigos que subimos a escena…por lo que corria a la Iglesia que estaba a unos 300 metros,cuando no había nadie,a aspirar el incienso, a indagar, no fuera sino dentro, los misterios de una religión que no impartía verdades profundas…y me extasiaba ante los pesebres con un nudo en la garganta…pues aun no había comprendido que la mayoría de los trabajadores de la Luz que encarnamos en occidente estuvimos también en escena cuando el nazareno cumplió su misión de Amor (pues que su vida encierre un simbolismo iniciático…no quiere decir que no haya caminado sobre ésta Tierra). Me arrodillaba y cantaba sola en el templo, sin que nadie supiera de mis fugas.Por supuesto habia estudiado el catecismo con fervor…aún discutiéndolo, y confirmé mi fé…sin saber que esas doctrinas eran solo el comienzo de la búsqueda.

Me aparté de todo en la adolescencia, buscando en otros grupos como los Testigos de Jehová…a los que debo el haberme enseñado toda la falsedad de las enseñanzas católicas, reconociendo que ocultan verdades muy profundas, a las que no se nos da acceso…pero lo que es de más valor me enseñaron…La Biblia..página a página…pues aunque al tiempo sus explicaciones ya no me alcanzaban…me sirvió luego al entrar al estudio de la Teosofía y, la metafísica,la cábala y otras enseñanzas…a poder hacer un “plop” con respecto al simbolismo de la misma, y de la vida de Jesús y de todos los Trabajadores de la Luz.

Pasé por muchos movimientos y grupos…en todos fui filtrando las arenas del conocimiento hasta que me fui despojando de supuestos (no aún de todos)…para guiarme solo por las actividades concientes en los otros planos y la energía y comunicación que tenía con un ser que se aparecía en mi sueño,sin rostro…hasta que tras muchos años de contato descubrí que era MI SER disfrazado de maestro.A pesar de todo…tienen que saber que en otros planos hay numerosas escuelas en las que aprendemos fuera del cuerpo, y allí sí contactamos con otros maestros y a la vez nosotros enseñamos a los que vienen detrás.

Todo esto se los cuento para que sepan que desde que dejé la Iglesia, al principio por convencionalismo, me reunía en Navidad con los empresarios que trataba en mi trabajo,o con mi padre,hasta que partió…luego hice un apartarme total de las fiestas y de las religiones.Sin embargo…de niña nunca había tenido un arbolito de Navidad, ya que se usaba todo el dinero para comer, pero nada accesorio… y me seguía gustando..y las luces, y los villancicos…porque algo hay que se nos mueve dentro…y es EL ESPIRITU DE LA NAVIDAD.

Ese espíritu de la Navidad no es un ser ni una entidad independiente de nosotros…ni un ángel…es un Espíritu o forma de pensamiento que creamos todos los que alguna vez oramos y sentimos nuestro corazón enchido de Amor, por el motivo que fuera, en las Navidades vividas vidas tras vidas.

Hasta hace poco me enojaba con las personas que seguían festejando la Navidad…luego encontré dentro de mí un gran regalo de AMOR envuelto en papel navideño…eso, no significa que pongo un arbolito, aunque me encanta verlos… y no me detengo a pensar ya en su origen pagano…ni brindo, ni bebo, porque no lo hago habitualmente, ni me visto de manera especial,ni hago regalos materiales.Podría hacerlo…sin prejuicios,por AMOR…solo que mi hijo…que es un Guardián de la Verdad…aún no ha aprendido, por su corta edad a flexibilizarse y disfrutar todo “como es”…en todos los planos…y como yo sí lo acepto…acepto su negación,acepto los villancicos, acepto la Navidad…aunque sé que nada tiene que ver con el nacimiento de Jesús…pero consciente de que puede significar …EL RENACIMIENTO DEL CRISTO EN CADA UNO-

Respetando el echo histórico…voy a dejarles el Simbolismo iniciático y Espiritual de la Navidad, en varios escritos que he reducido…del maestro Tibetano a través de Alice Bailey y del autor que escribió entre otros libros…“La Enfermedad como Camino”…por supuesto él solo recopiló escritos.Si los escritos son extensos…copienlos en su word y lean un poco cada día…pueden ser instrumentos de apertura y expansión de su conciencia.

El Hecho histórico existió sea en el plano que sea…mas como una verdad en un plano está relacionada con verdades mayores…los invito a que accedan a esos escritos cuando los vaya subiendo…para que profundicen y consideren antes de Navidad…disfrutarla aún como pretexto de unión familiar o fraternal …mas con un profundo sentido del servicio de SER AMOR PARA TODOS LOS SERESESE DÍA…Y LOS SIGUIENTES…Y LOS SIGUENTES… y a la vez comprender el significado oculto del mito del Nacimiento.

No necesitan ya mentirles a los niños sobre Papá Noel, o los Reyes Magos…ellos no quieren mentiras…sí pueden compartir con ellos cualquier tradición, si así lo quieren…hablándoles sobre ellas y el significado de Amor que ocultan. Tal vez…ese sea su mejor regalo…la comprensión de que de todo podemos derivar una enseñanza y que todo ES UN SÍMBOLO DEL SER

LES AMO-

Su Hermana Tahíta ♥

COMO ES QUE CREAMOS LOS HECHOS DE APARENTE DRAMATISMO-


Primero, les explico que si pongo “aparente dramatismo” es porque  todo lo que sucede está en perfecto equilibrio y concordancia con una causa que la originó, que escapa a nuestra mente consciente, mas respeta las Leyes fundamentales de Libre Albedrío y co-creación  en las que aprobamos venir a experimentar…y parece ser que somos el unico Planeta de éste sistema que optó por ese libre albedrío.Ese tema lo tocaremos otro día.

Hoy nos ocupa el tratar de responsabilizarnos, no culparnos, de todo cuanto leemos en la prensa o vemos en cualquier medio,aunque nos parezca aberrante.
Como..aunque esté trillado, tengo que repetirles que SOMOS UNO… les pido que quiten el tono sentimental a ésta gran verdad y consideren que de esa  sola Luz, la Divinidad, devenimos todos,como seres individales, mas sí..en esencia  y para fines de experimentación y evolución..ese UNO QUE SOMOS…se hizo muchos pero seguimos siendo responsables y co-creadores de todo lo que cada uno hace…por eso
UNO QUE AVANZA E ILUMINA…hace avanzar e iluminar a TODOS.

Para fortuna…eso tiene más peso que el lado negativo…aunque lo  aberrante en apariencia que vemos nos retarda a TODOS…si logramos co-crear Luz…un solo acto de Amor genuino…borra del Archivo de la Humanidad muchísimos actos no iluminados…esa es una hermosa aunque interminable y cotidiana tarea-

Volviendo a lo que vemos en las noticias…no pocos instructores y maestros aconsejan a quienes no están preparados para mantenerse impersonales,no acceder a a los medios que las difunden…no solo porque dañan su cuerpo emocional y se ponen una carga más…sino porque alimentan con su energía  cada echo…crean formas pensamientos densas y de miedo y esas formas pensamiento, absorbidas por los débiles,aumentan el temor…y absorbidas por quienes aún no dominan su sombra, producen nuevos homicidios, vilolaciones,robos,etc.

¿Comprenden nuestra responsabilidad?...creamos al horrorizarnos, una forma pensamiento que co-crea otros hechos identicos… viaja por el éter  hasta ser absorbida por alguien que la lleva a cabo…mas quien creó esa forma…también es autor del echo.

MEDÍTENLO PROFUNDAMENTE ANTES DE VOLVER A SENTARSE FRENTE A UN TELEVISOR O PERIÓDICO.

Por otro lado…un instructor que amo y respeto ya hace muchos años nos enseñó, a quienes podíamos comprenderlo..que el tiempo no existe, ni ninguna energía queda sellada, por asi decirlo.Cuando grupos de servidores que pueden trabajar en otros planos son llamados a liberar almas que no pueden partir definitivamente a planos superiores…se encuentran com personas que ,por ejemplo, has sido víctimas de un accidente y han muerto arrolladas…en los otros planos…cada vez que alguien re-crea ese hecho a través de describirlo, publicarlo,imaginarlo,contarlo o recordarlo (en caso de seres queridos)…los cuerpoes etéricos emocionales  y mentales de ésta persona..sufren una y otra vez los impactos de cuando fueron arrolladas…solo porque quienes estan encarnados crean nuevamente la situación. Si si no es así..como la energía se diluye al no volver una y otra vez sobre ella..pueden liberarse y no sufren los horrores que les ocasionamos por estar una y otra vez sobre el echo.Lo mismo en caso de violaciones,suicidios,etc

Vean si no tenían razón hace ya más de 20 años los maestros que en sus libros pedían nos cuidáramos de los medios ya que la mayoría estarían en manos de fuerzas involutivas…que co-creamos!!!

¿Observaron ustedes alguna vez uno de esos sitios en los que constantemente suceden accidentes sin causa  determinada?…Donde nací existía una llamada “curva de la muerte” en la que morían personas continuamente en accidentes…no era una curva peligrosa ,cerada ni especial…¿Qué la hacía digna de ese nombre?…hubo un accidente grande con muchísimas desencarnaciones…todo el que pasaba recordaba ese hecho y lo volvía a co-crear, al punto que cada quien se persignaba al pasar por la curva…en su  inconsciencia seguían dando energía al sitio…que por décadas  sirvió para el paso a otro plano de muchas almas.

Mas…cada cual ,pasa de plano al momento que tiene que hacerlo…por eso no agreguemos dramatismo a la situación…se usaban los pensamientos co-creados como paso dimensional…lo que aunque no lo reconozcamos…está dentro de lo previsto.

Lo único que quería develarles con ésta plática…y después la apartamos, liberamos nuestra mente…pero ya más alertas y concientes al respecto……es que para nuestro equilibrio…
      
1-Dejemos de ver el drama en los finales de cada quien,pues es solo un paso a otra existencia…pero si  aún somos sensibles a cuanto nos cargan los medios de comunicación…elijamos otro tipo de programas …seamos vigilantes de lo que nos enrrollan en la mente y cuerpo emocional-
      
 2- Dejemos de juzgar a quien lo lleva a cabo,sea un ajuste kármico o respuesta a pensamientos que incluso nosotros mismos co-creamos (Somos Uno)-
      
 3- Seamos partícipes de la co-creación de energía Luminosa…que envuelva todas las situaciones y regrese a nuestros chakras iluminándonos..pues todo lo que de nosotros sale…a nosotros vuelve multiplicado
¿Qué energía quieren en su aura,empujándolos a ctuar en amor o violencia?

Espero,mis a amados hermanitos, sirva esto para reflexionar sobre la enorme y a la vez maravillosa responsabilidad que tenemos sobre cada pensamiento emoción o palabra, que termina plasmándose en la materia.Les estimulo a ser Trabajadores de la Luz…que de eso se trata…y no expandidores de la sombra…a la que solo tenemos que… ILUMINAR!!!

EN AMOR LES TIENDO NUEVAMENTE UN PUENTE  DE CORAZÓN A CORAZÓN…MIENTRAS JUNTOS NOS ABOCAMOS A LA TAREA!!!

Su Hermana Tahíta-

Llévenlo a su corazón



En éstos tiempos de aparente caos...es frecuente que nos sintamos confundidos  por las oleadas de energía ,información, opiniones o enseñanzas.
Cuando tratamos de manejar todo ese cóctel de energías ya sean sentimientos, pensamientos opiniones, juicios o enseñanzas...desde la mente...el efecto será exactamente el de un cóctel, tomado a una hora en que no estábamos preparados, en ayunas.
Si bien el discernimiento es muy importante...observen que discernir no es analizar,dar vueltas algo en la mente o dejarnos llevar por una opinión o la contraria,una emoción que nos pondera y otra que nos rebaja, una sugestión  de expansión, y otra que nos hace cerrarnos.Todo eso es un juego de la mente, que está bien diseñado para que aprendamos a ligar la energía desde la cabeza con la del corazón...donde el discernir es...un sentir profundamente de que una cosas ES...no siempre como aparenta ser.

Ese es el mensaje de hoy...LLÉVENLO A SU CORAZÓN.
Todo cuanto les llegue, cuanto les incomode, confunda o haga dudar...solo LLÉVENLO A SU CORAZÓN...porque  la mente se deja seducir o sugestionar por una u otra persona,una palabra, un juicio, una opinión...pero la Verdad ES...por sobre todo ello...y siempre brilla en lo profundo del SER.
En el corazón, tomado como centro espiritual...en el que hacemos contacto con lo Divino...no hay fanatismo, ambición, divisiones, conflictos, dudas, intereses mezquinos...solo allí, si se conectan ,les será mostrada la verdadera naturaleza de lo que les preocupa,o les tiene ocupados en éstos planos conflictivos.

LLÉVENLO A SU CORAZÓN...y dejen que la Vida siga.

LES AMO ♥

NUESTRO CUERPO…NUESTRO TEMPLO


Nuestro cuerpo es el templo en el que practicamos el ritual de la vida.
Es el vehículo a través del cual se manifiesta la forma y la fuerza del Universo y  nuestra  alma escribe este capítulo en su evolución.
Es nuestro compañero constante, al que llevamos sí o si, a todos lados.
Tenemos una relación mutualista ~ cuando lo atendemos bien, no falla. Es el único sitio de anclaje en el que vivimos en ésta dimensión por lo que tenemos que escucharle, cuidarle, alimentarle  e interactuar con él de la manera más armoniosa.
Hemos tenido un montón de aventuras juntos. Enfermedades, sanaciones, embarazos, accidentes, momentos de relax,  de placer,de energía vital al máximo, y de agotamiento… Nos levantamos juntos cada día, unidos y  dispuestos a seguir el proceso de l Vida.
El cuerpo humano es una red profunda de sistemas que interactúan de forma compleja sin que tengamos que hacer o pensar nosotros NADA.  A menudo, la única vez que somos conscientes de él, es cuando  no está funcionando bien. Esto se debe a que la estructura social nos  estimula a gastar una gran parte de nuestras  horas de vigilia  en la cabeza, solo pensando y planificando…tanto que siempre esperamos que él siga solo adelante, sin darnos un descanso para estar en nuestro cuerpo, no solo en la cabeza. Al fin…él nos lo hará notar con una jaqueca, una tensión debida al estrés, un virus, un accidente…dándonos un toque a nuestra conciencia, reclamando  esa Luz de cuidado y atención.
Tratar y remediar estos males es a menudo más doloroso que pasar tiempo todos los días en nuestro cuerpo. Tal vez baste con un paseo de 10 minutos, sintiendo el cuerpo, los olores, el viento, el ritmo interior…respirar  el perfume de una flor. Si lo hacemos, al volver al trabajo o a la casa, todo  lo percibiremos más vivo y profundo….pues habremos energizado el templo, como si prendiéramos en un templo material un incienso para la plegaria
Cuando consistentemente recordamos que  tenemos que llevar a nuestro templo donde quiera que vayamos…comenzamos a considerarlo un ESPACIO SAGRADO.
Eso significa que DONDE QUIERA QUE ESTEMOS, CONCIENTES EN NUESTROS CUERPOS…ESE ES ESPACIO SAGRADO.
Si empezamos a ser consientes…al envolvernos en ajetreos y olvidarnos de  parar y oler una flor…él nos recordará que  tenemos que habitar el templo en PRESENCIA.
¿Cómo nos sentimos en nuestro cuerpo ahora mismo?  Si no lo sabemos… movamos los dedos durante unos segundos y veamos  si eso ayuda a cambiar nuestra  conciencia.
Si tenemos dolor o estrés, seguramente no le estemos prestando atención Estos diez puntos que les dejo, son simples y efectivos y tal vez les ayuden…

1.  Respiremos-.Recuerden que debemos  tomar un respiro antes de empezar a hablar y después de cada  frase. Respetar nuestro propio ritmo, no uno artificial, cada uno según su estadio espiritual, respira a su propio ritmo.

2.  Caminemos.Partiendo de 10 minutos por día, aumentará nuestra vitalidad. No importa lo ocupado de nuestro horario, aunque sea invirtamos 5 minutos de ida y 5 minutos de vuelta, sintiéndonos en nuestro cuerpo-

3.  Compartamos. Involucrémonos en   pasar tiempo con la gente de una manera significativa todos los días.  Muchos de nosotros empleamos  horas en el cultivo  relaciones en línea a través de correos electrónicos  y redes sociales. Es importante dedicar tiempo a conectarse con la gente cara a caratambién.

4.  Sintamos. Preguntémonos, "¿Cómo me siento en mi cuerpo?" Muchos de nosotros pasamos la mayoría del tiempo en nuestras cabezas y nos olvidamos que incluso tenemos un cuerpo hasta que nos llama la atención con un malestar. Aprendamos a sentir el cuerpo sin que nos tenga que llamar la atención con dolor, tensión, etc-

5.  Agradezcamos. Digamos "gracias" tantas veces como sea posible. Esta sencilla práctica de la gratitud hará maravillas por nuestro  bienestar.

6.  Agudicemos el Olfato. Ejercitemos uno de nuestros sentidos más primarios, el olfato, en  el par de segundos que se tarda en disfrutar del aroma de una flor o el aroma de los alimentos.  Eso mejorará la función de todo el cerebro.

7.  Celebremos. Muchos de nosotros tenemos   listas de tareas a las que constantemente agregamos más  tareas. Tenemos que agregar a esa lista CELEBRAR…y comenzar realmente a incorporar actividades que disfrutemos…sean las que  sean-

8.  Aprendamos. Dediquemos  tiempo a aprender lo más que podamos acerca de nosotros  mismos, ahondando en lo que SOMOS no en lo que hacemos.

9.  Demos. Demos al prójimo  algún servicio o bien material, siempre que podamos (por lo menos apartar dos horas al mes) puede ser a otro ser de cualquier reino, a una institución, etc.

10. Conectemos con nuestra Divinidad.Tomémonos el tiempo para estar en comunión con la Divinidad, sea como sea que la concibamos,  todos los días. Si aún  no empleamos  una práctica espiritual, comencemos con cinco minutos diarios de lectura inspiradora,  meditación u  oración.

DESDE MI TEMPLO AL SUYO, SIGO TENDIDENDO PUENTES DE AMOR!

Su Hermana Tahíta ♥

viernes, 30 de diciembre de 2011

ERA 2 - (Año 2000)...Muy elevadoras y enérgicas canciones del Grupo Era



Era (acróstico de Enminential Rhythm of the Ancesterses) es un proyecto musical del francés Eric Lévi. Gran parte de sus canciones están basadas en el canto gregoriano medieval en latín, pero solo en su estilo, ya que no se trata de música religiosa. Dicho género se podría describir como New Age, similar al de otros artistas como Enya, Enigma y Deep Forest que hacen recordar los tiempos o la Edad Media.

SI TIENES EL NAVEGADOR MOZILLA, DESCARGAS CADA TEMA HACIENDO CLICK SOBRE CADA TÍTULO CON EL BOTÓN IZQUIERDO DEL MOUSE,Y ELIGIENDO"GUARDAR"...SI USAS OTRO NAVEGADOR ,HACES CLICK CON EL BOTÓN DERECHO,Y ELIGES "GUARDAR ENLACE COMO..."

00-Ameno.mp3
01-Omen-Sore.mp3
02-Divano.mp3
03-Devore-Amante.mp3
04-Sentence.mp3
05-Don't-U.mp3
06-Infanati.mp3
07-Madona.mp3
08-Hymne.mp3
09-Misere-Mani.mp3
10-In-Fine.mp3
QUE EL AMOR LES ACOMPAÑE SIEMPRE,MIS HERMANITOS DE CAMINO-
Su Hermana Tahíta-

domingo, 11 de diciembre de 2011

MOMENTOS CRUCIALES Y ARMONÍA-



Para que la Humanidad como conjunto y el Planeta logren elevar su vibración, tenemos que sostenernos en la Armonía.

Una hermana  hoy  me comentó los titulares de los diarios con  los “dramas” familiares en los que miembros de una misma familia cortan la corriente de vida de otro, que cumple el rol de hermano,hijo, esposa…y me decía que algo teníamos que hacer y comentar.

No.No tenemos nada  que hacer ni comentar, sino sostenernos en la Armonía, como todos los mastros nos han pedido siempre.

 Recuerden que estábamos avisados de estos hechos…y hasta la Biblia, con todas sus tergiversaciones humanas, nos dice que en los “ultimos días “se levantará hijo contra su padre,padre contra su hijo y hermano contra hermano”…Por más que nuestra parte humana pueda verse  sacudida por la brutalidad, no tenemos que envolvernos emocionalmente en  todo lo que está manifestándose. Somos espíritus pacificadores,que internamente  despertamos a un núcleo fuera de esa violencia…aunque nos azote,o aunque a veces en pequeños actos cotidiamos, la manifestemos…pues somos Uno…y esa violencia también la portamos en nuestros genes .

Benditos si solo somos observadores y no partícipes…y si ocurre en nuestro ámbito…más centrados y en paz…pues ese es el único modo en que se trasmute.

El lado involutivo de éste juego de fuerzas  está tratando de detener a a toda costa la ascensión. Por supuesto,no lo logrará ,pero somos parte activa de éste reequilibrio…y  logramos trascenderlas, no luchando contra ellas, ni lamentándonos por cada echo  luctuoso del que nos informan los medios, sino sumando solo a LA ARMONÍA…que no es huir de la Realidad,como muchos dicen, sino apartarnos de la “aparente realidad”… que nos jala hacia abajo.

Ahora es el momento de alejarnos de todos aquellos que no suman  armonía en nuestras vidas…cada uno en lo particular tiene que estar sintiendo si tiene una tarea con un ser desarmonizante, o es costumbre, o es apego…o simplemente una ”tapadera”  para no avanzar.

 Todos aquellos que aspiremos a expandir la Armonía, tenemos que considerar lo siguiente…

 • 1- Tratar de permanecer en un estado de armonía en todo momento, con toda la creación y  la naturaleza. Porque sin armonía, hay discordia. La discordia  nos destruye emocionalmente y nos impide avanzar.
•2-Sostener ésta Armonía,no importa lo que nos digan o hagan.Si alguien nos daña, lo bendecimos y nos apartamos de su camino…que no es el nuestro.
•3- Si nos  encontramos en  una  situación discordante…  tomar distancia. No tenemos la  obligación de permanecer en donde la armonía no reina.
• 4-Buscar la verdad y la armonía en todo momento y no permitir se nos desvíe de nuestro curso, por medio de agentes del caos. Los que se siguen resistiendo a las nuevas energías que ahora inundan nuestro  planeta ,no serán capaces de hacer esto por mucho más tiempo. Las nuevas energías que estamos recibiendo ahora tan fuertes e intensas,son  para lograr los cambios y transformaciones que tanto hemos estado esperando .
• 5-Salir de  sentimientos de  discordia y  culpa. Nunca dudar de que  lo que es o lo que está pasando ocurre para equilibrar  deudas contraídas .
•6-La Armonía debe ser prioridad en nuestra vida, y estar seguros de que allanará el camino que lleva a la Ascensión. Cuando lleguemos a ese nivel, nada  nos molestará. Lo que la gente nos dice o hace  no nos lastimará..
• 7-Aspirar a  manifestar  total armonía  siendo  feliz con la Creación y aceptando  totalmente  lo que es.
Cuando logremos todo esto…estaremos listos para la ascensión ♥
Mañana reflexionaremos sobre cómo  estamos creando esos echos “dramáticos” que vemos o escuchamos en los medios-

QUE EL AMOR Y LA ARMONÍA SEAN  SU ELECCIÓN  DE CADA DÍA!

Su Hermana Tahíta-